• La iluminación está integrada por 40 farolas con bombillas LED

El vial del Quemadero se pondrá en funcionamiento antes de la finalización del año, según las previsiones que manejan los responsables de este proyecto de ‘Ejecución de firme y servicios básicos para el vial entre el Puente del Quemadero y Calle Norte’, que permitirá desahogar el tránsito vial en una zona ya de por sí bastante agobiada por los vehículos que transitan en dirección a la frontera del Tarajal.

A través de esta nueva vía, los vehículos tendrán la posibilidad de acceder hasta la ITV, los polígonos del Tarajal o el Príncipe de forma más fluida permitiendo así sortear los fuertes atascos que sufre la N352 de unos meses a esta parte.

Las obras se encuentran en una fase muy avanzada que apunta a su conclusión meses antes de lo previsto en un primer momento. Ya se han colocado un total de 40 farolas que llevarán bombillas LED acorde con el plan de sostenibilidad medioambiental que debe incluir cualquier proyecto de obra.

Una de las novedades incluidas en esta actuación radica en el material en que están construidos los imbornales o sumideros por el que se vacía el agua de lluvia. En lugar del tradicional acero, ahora se diseñarán en hormigón. Así se evitarán los numerosos robos que se han registrado por toda la ciudad para la venta de este codiciado material.

También se ha tenido en cuenta la habilitación de aparcamientos en la zona. En total se prevé habilitar 60 plazas que también permitirán descongestionar los alrededores.

El firme está compuesto por grava-cemento y dos capas de aglomerado asfáltico en caliente, aunque esta será la última de las actuaciones a acometer antes de la apertura definitiva del vial.

Lo que sí ha finalizado es la elevación de un muro que separa el vial de las instalaciones militares colindantes y que es fruto de una cesión de terreno de Defensa a cambio de la ejecución del mismo.

La obra también comprende la instalación completa de la red de distribución de agua potable a base de conductos generales y canalizaciones secundarias. La red de riego se ejecutará mediante tuberías de polietileno con diámetros desde 90 milímetros para la línea principal.

En cuanto a la energía eléctrica y alumbrado público, la distribución de energía se estructurará mediante redes de alta tensión subterránea de 15 kilowatios que discurrirán por las aceras de la urbanización. El trazado de la red se generará a partir de las tres acometidas que alimentan la red.

Un parque infantil de 400 metros cuadrados y una pista deportiva completarán el nuevo complejo.

  • En las pistas de fútbol se podrán jugar dos partidos simultaneamente

La obra del vial del Quemadero se completará con un segundo proyecto por el que se construirán dos pistas de fútbol-7 con césped artificial y a las que se accederá a través de la nueva vía. Aunque no contempla la instalación de gradas, sí se prevé un vallado para crear una zona aislada y evitar que los balones sean enviados fuera del perímetro de juego, además de contemplar la habilitación de vestuarios.

El área se ha planificado de modo que puedan llegar a jugarse dos partidos de forma simultánea, ya que las porterías podrán trasladarse para jugar a lo ancho en lugar de a lo largo, lo que permitiría obtener dos campos de juego.

Las pistas serán equipadas con porterías de aluminio extrusionado, lacadas en blanco; una red parabalones en ambos fondos, de 40 metros de longitud y seis de altura sobre estructura metálica; banderines de corner sobre postes de PVC y banquillos para suplentes de 10 plazas cada uno, de estructura metálica y paneles de policarbonato.