La Jefatura Local contabiliza uno en Otero este año; otro en el Puente del Quemadero en 2017 y dos en la curva Amaya y en Ramix 30 en 2016

La Jefatura Local de Tráfico ha advertido a los conductores de motocicletas acerca de su fragilidad en caso de accidente tras recapitular las últimas muertes en las carreteras ceutíes.

De las seis personas que perdieron la vida desde 2016, cuatro eran motoristas, es decir, el 67 por ciento de las víctimas mortales en los últimos dos años y casi cuatro meses circulaba sobre este vehículo.

La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrolla una campaña específica dirigida a este colectivo, vigente durante todo el año, para concienciar tanto a ellos como a los usuarios de otro tipo de vehículos que tengan especial precaución porque no llevan mayor protección que el casco o la ropa adecuada pero no están protegidos por un chasis.

Marzo de 2018 fue un mes negro en las carreteras ceutíes ya que un motorista falleció al impactar contra un árbol en la avenida de Otero. Al igual que abril, cuando se produjo el atropello de una peatona en Hadú que se debatió entre la vida y la muerte hasta agotar sus fuerzas.

En 2017, de las dos defunciones registradas en la red viaria, una se saldó con la muerte de otra peatona cerca de la frontera del Tarajal y la segunda estuvo causada por una colisión entre un coche y una moto en las inmediaciones del Puente del Quemadero.

Los accidentes de motocicleta son costosos en términos de vidas y, en 2016, causaron las dos únicas defunciones que contiene la Memoria de la DGT sobre aquel ejercicio.

Un motorista murió en un choque con un vehículo en la avenida Ejército Español, a la altura del Acuartelamiento General Fiscer.

Solo unos días antes, en diciembre de 2015, otro piloto pereció empotrado contra la parte trasera de un autobús en la calle Independencia. De vuelta a 2016, el segundo de los accidentes mortales se cobró la vida de un joven en la curva Amaya.

En algunas de las desgracias mencionadas, fue necesaria la realización de pruebas toxicológicas para el esclarecimiento de los hechos.

El Gobierno anunció que la Policía Local realizará el ‘drogotest’ a partir de este lunes

En este sentido, el portavoz del Gobierno de la Ciudad, Jacob Hachuel, anunció que la Unidad de Atestados de la Policía Local pondrá en funcionamiento, a partir de hoy lunes, el test de detección de drogas, el también conocido como ‘drogotest’.

Este tipo de prueba, especificó Hachuel, únicamente se utilizará en caso de accidentes de tráfico cuando se sospeche que quien estuviese al volante se encontraba bajo los efectos de algún tipo de sustancia estupefaciente.

Cabe destacar que, de las seis víctimas documentadas por la Jefatura Local de Tráfico desde 2016, al menos cinco se produjeron en vías urbanas.

A nivel estatal, los usuarios de motocicletas participaron en el 24 por ciento del total de accidentes con víc­timas en 2016, es decir en 25.944 accidentes, en los cuales fallecieron 343 motoristas.

El riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche. Además, el 95 por ciento de las víctimas mortales en accidente de tráfico en las que está implicada una moto, el fallecido es el propio motorista, según datos de la DGT.