• Una de sus peticiones se basa en retornar a la esencia del Plan de Empleo, cuando se daba prioridad a colectivos en exclusión social o desempleados de larga duración

La necesidad y las ganas de luchar por la mejora de una situación en la que muchos llevan ya demasiado tiempo les ha llevado a aunar esfuerzos bajo el ‘Movimiento de parados de Ceuta’, que se constituyó el pasado 21 de septiembre con una clara premisa: fomentar la participación de este colectivo e instar a la Administración Pública a promover la creación de puestos de trabajo.

La iniciativa surge a tenor de una propuesta de las Vocalías de la Asociación de Vecinos del Príncipe Alfonso que, con su presidente Abdelkamil Mohamed, Kamal, han impulsado el nacimiento de esta asociación que intentará aglutinar al mayor número posible de desempleados ceutíes.

El presidente del recién fundado movimiento, Amine Kassah, ha recordado la situación de “pobreza y precariedad crónica” que sufre este colectivo y que les ha llevado a unirse para sostener en el tiempo una “campaña de protestas” continuada hasta ir logrando su objetivo de reducir el desempleo en nuestra ciudad. Sin embargo en la consecución de esta meta reconocen que “no se puede obligar a las empresas privadas a contratar a desempleados”, sino que por el contrario debe ser la Administración Pública la que “impulse” la generación de puestos de trabajo con “medidas directas y efectivas”, comentó.

Entre las demandas que irán elevando tanto a la Ciudad como a la Delegación del Gobierno, exigen que el Plan de Empleo recupere su “esencia anterior”, aquella por la que se daba prioridad a algunos colectivos. “Dejaron de ser un alivio para los parados de larga duración o personas en exclusión social con graves dificultades económicas”, para convertirse, según aseveró Kassah, “en un salvoconducto para la Ciudad al seleccionar a 130 maestros para así poder iniciar el curso escolar”. Así, la contratación de los trabajadores que forman parte del Plan de Empleo responde a las “necesidades de la Ciudad de cubrir los recortes que se han hecho en Educación, Sanidad u otras áreas”.

Kassah aboga porque estos planes fomenten la inclusión laboral de aquel que más lo necesita, “porque ahora sólo se tira de personas cualificadas y se deja de lado a los más desfavorecidos”, se lamenta. “Este Plan de Empleo es como un arco iris de mentira. No comprendemos por qué el SEPE se esfuerza en colgar los baremos y criterios si al final las puntuaciones están en lenguaje binario”, añade.

El presidente del nuevo movimiento confía en que esta lucha dé su fruto y para ello invita a los desempleados que lo deseen a solicitar su inscripción en la página de facebook Movimiento de parados o bien en el correo electrónico movimientoparados@gmail.com.