Algunos de ellos llegaron a acercarse hasta el propio espigón que está en la playa

Marruecos frenó en la tarde de ayer la entrada de unos 50 inmigrantes subsaharianos por la frontera del Tarajal.

Según ha podido conocer esta redacción, algunos de ellos se llegaron a acercar y estar a escasos metros del espigón que está situado en la playa, aunque rápidamente fueron devueltos hacia atrás por parte de la Policía marroquí.

La mayor parte de los subsaharianos fueron interceptados en la zona de la parada de taxis, en la rotonda que se encuentra nada más pasar la frontera marroquí. Durante unos minutos se paralizó la circulación de los vehículos que estaban en la cola para pasar hasta nuestra ciudad.

En los últimos meses, los rechazos por parte de las autoridades marroquíes de los subsharianos en esa zona de la parada de taxis ha venido siendo habitual.