Nadie del Ingesa se ha puesto en contacto ni con la joven ni con su familia

La joven que perdió el bebé cuando estaba embarazada de cinco meses, alegando que esta situación se produjo por la falta de atención que recibió en el servicio de Urgencia del Hospital Universitario, ha puesto el caso en manos de un abogado.

El portavoz de la familia, según ha señalado a esta redacción el letrado, está ahora mismo recogiendo toda la documentación para decidir si pone una querella en el Juzgado de guardia.

Además, este mismo portavoz ha indicado que a pesar de haber transcurrido más de cuatro días desde que se produjeron los hechos, ningún miembro del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) se ha puesto en contacto ni con la interesada ni con la familia.

Hay que destacar que el propio ente sanitario abrió una investigación en la mañana del lunes, tras salir publicado en nuestro periódico la noticia y debido al carácter secreto del mencionado expediente no realizan ningún comentario sobre el mismo.