• A falta de normativa, el sindicato trabaja en una propuesta para no repetir casos como el de este año en el ‘Andrés Manjón’

La representación de CCOO en el Foro de la Educación prevé elevar al órgano consultivo una propuesta de criterios de agrupación del alumnado y formación de grupos escolares que, a falta de normativa, pueda suplir esa carencia y orientar ese trabajo en los centros educativos evitando situaciones controvertidas como la registrada al principio de este curso en el CEIP Andrés Manjón, donde tras quejas de familias la Dirección Provincial intervino para que no se separase al alumnado árabomusulmán del resto con la excusa de facilitar la impartición de las clases de religión. Uno de los criterios más utilizados en los colegios para formar grupos en Educación Infantil es el de reunir a los niños en función de su mes de nacimiento. Otro recurrente es el alfabético, mientras que en niveles superiores, por ejemplo en los IES, se pueden mantener los grupos que vienen de los colegios adscritos a cada uno. Regiones como Andalucía o Canarias se han dotado de instrucciones propias con el mismo propósito que se perseguirá en Ceuta para evitar “cualquier clasificación de los estudiantes por sus conocimientos, nivel intelectual o rendimiento”; primando “favorecer la coeducación y el aprendizaje cooperativo” sin tener en cuenta “cualquier tipo de discriminación” que favorezca “una segregación del que tiene alguna dificultad en el aprendizaje” o concentrar a los aventajados de forma estable.

  • “Inclusión, equidad, compensación…”

La Junta de Andalucía ya dispone de unos criterios para el agrupamiento del alumnado que establecen que se deben “tener en cuenta” principios y fines educativos como “inclusión educativa, equidad, ser elemento compensador de desigualdades, deben contribuir al desarrollo de la igualdad de derechos, no discriminación, prevención de conflictos, igualdad de oportunidades, etcétera”. Como “norma general”, el alumnado se tiene que agrupar por niveles “según edad y promoción” y sobre “criterios de heterogeneidad en cada uno de los grupos en cuanto a características del alumnado, relativos a comportamiento y rendimiento escolar, de forma que se facilite la integración de los alumnos con más dificultades”. Al llegar a Primaria manda asignar “en primer lugar y de forma paritaria entre el total de grupos” a los niños “que presenten alguna dificultad relevante, en cuanto a comportamiento o rendimiento escolar” y después usar “orden alfabético a partir del primer apellido”.