• Ofrece productos por valor de la multa que le ha sido impuesta

El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, ha reconocido que las tres cubas del Servicio de Extinción de Incendios (SEIS) que no tenían la capacidad establecidas en el contrato de adquisición ya se encuentran totalmente reparadas.

En el pasado mes de junio, las dos cubas con menor capacidad ya se encontraban reparándose en Galicia, sede de la empresa adjudicataria y se esperaba que las mismas regresaran a nuestra ciudad para que enviar la de mayor capacidad, concretamente, la de cinco mil litros.

Se da la circunstancia de que la empresa debe abonar una sanción a la Ciudad Autónoma, prevista en el pliego de condiciones que rigió para la adjudicación de este material.

La propuesta que, en estos momentos, ha realizado esta mencionada empresa a la Ciudad Autónoma es poder compensar esta multa con productos que son necesarios para el normal funcionamiento de los Servicios de Bomberos. Una propuesta que deberá ser estudiada por los técnicos y contestarse de forma positiva o negativa, según entiendan.

Hay que recordar que el Gobierno de Vivas presentó en Navidad los nuevos vehículos de la flota del SEIS: un vehículo de intervención ligera (pick up), una auto-escalera automática, una bomba urbana ligera con 1.500 litros de agua de capacidad, una bomba urbana pesada (2.500) y una rural pesada (5.000).

En apenas un mes, los bomberos se dieron cuenta durante la realización de algunos servicios de que las cubas “se agotaban antes de lo esperado”.

La Consejería de Gobernación ordenó entonces realizar una medición exhaustiva para conocer si la capacidad de las cubas se correspondía o no con la que figuraba en el pliego de condiciones de la licitación, así como la instrucción de un procedimiento administrativo cuando con un caudalímetro se certificó que en el vehículo que debería transportar 1.500 litros solo cabían mil; que al de 2.500 le entraban únicamente 1.850; y que al de 5.000 le faltaba capacidad para albergar 480 litros.

El Ejecutivo local todos los vehículos en un lote de ‘renting’ adjudicado al BBVA por 1,47 millones de euros, aunque la suministradora de los camiones era ‘Incipresa’, según dijo Hachuel una compañía “líder” en el sector de abastecimiento a Cuerpos de Bomberos no solo en España sino también en Europa.