Arriesgados rescates en el mar

Más de 200 personas han intentado llegar a Ceuta, bordeando el espigón del Tarajal. Bajaron a la carrera, buscando la meta, buscando la forma de pasar a nuestra ciudad eligiendo una vía que siempre será recordada por la tragedia del 6F y haciéndolo en una madrugada especialmente complicada por el Levante.

Marruecos ha contenido a la práctica totalidad en la playa e incluso llegando ya al propio espigón. En el lado español, en tierra, se desplegó la Compañía Territorial y los GRS; el Servicio Marítimo y los GEAS lo hicieron en un mar embravecido, en donde se han vivido los momentos más complicados y extremos.

Rescates arriesgados del Servicio Marítimo y GEAS

Los agentes del Marítimo han trabajado al límite para salvar vidas, haciendo maniobras increíbles, forzando hasta el extremo para conseguir sacar a un subsahariano del agua que a punto estuvo de morir ahogado. Los componentes de la embarcación lograron hacerse con él, impidiendo que fuera arrastrado al fondo del mar. Una maniobra que ha terminado con el joven sano y salvo, atendido por Cruz Roja y trasladado al puerto deportivo para su posterior ingreso en el CETI.

Los GEAS también han protagonizado servicios extremos. Sus agentes se han entregado como lo hacen siempre, salvando las vidas de los inmigrantes que se habían arrojado al agua y que, dado el oleaje, podían ahogarse. Han sido momentos de mucha tensión.

Vía trágica de paso

Finalmente solo una persona ha quedado en nuestra ciudad mientras que del resto, en Marruecos, se han hecho cargo las fuerzas de seguridad del vecino país. Este intento de entrada se suma al producido este mismo lunes cuando decenas de subsaharianos buscaron la entrada a Ceuta por la misma vía, por la del trágico espigón.