Se encontraban en el solar que está en los bloques del Hacho

Las casetas que todos los veranos se montan en la explanada de Juan XXIII para secar los bonitos han sido destrozadas por varios vándalos esta tarde.

Por lo visto, las mismas estaban guardadas en el solar que se encuentra justo al lado de los bloques del Hacho que construyó Emvicesa y donde en su día se debería levantar un nuevo bloque.

Estos vándalos entraron en el interior del solar saltando el muro y comenzaron a romperlas, sin que llegara ningún vehículos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para impedirlo.