Las viviendas en propiedad representan el 32 % de los hogares ceutíes

Ceuta se encuentra como una de las regiones con el mayor porcentaje de casas alquiladas de toda España, un 23,1 %. Concretamente, la ciudad ocupa la sexta posición, por detrás de autonomías como Melilla (33,4), Baleares (29,1), Cataluña (25,4), Madrid (24,1) y Canarias (23,6).

Las viviendas en propiedad representan el 32 % de las censadas en Ceuta, 16 puntos por debajo del promedio español. Suman un total de 8.800 unidades, de las que unas 8.600 afrontan pagos para alcanzar la propiedad íntegra de la vivienda. La Ciudad Autónoma de Ceuta presenta así un porcentaje inferior, que no llega al 40 %, siendo la media nacional 48,7.

Vivienda en propiedad, opción mayoritaria

La vivienda en propiedad sigue siendo mayoritaria en toda España, ya que el 76,7 % de los hogares -persona o conjunto de personas que residen en una vivienda familiar- ocupaban casas propias en 2017, tanto con pagos pendientes como sin ellos, según la Encuesta de Hogares del INE correspondiente al año pasado.

Por su parte, los hogares que vivían en alquiler son el 18 % del total, tras un ligero incremento respecto a 2016, cuando el porcentaje de alquileres era del 17,3 %.

En el resto de las comunidades autónomas

En Andalucía las viviendas en propiedad representan el 49,8 % de las censadas, lo que suma más de millón y medio de hogares. De estos, solo 965.000 viviendas requieren pagos pendientes para alcanzar la propiedad total.

La mayoría de los gallegos y los castellanoleoneses tienen la casa en propiedad totalmente pagada, bien sea por compra o herencia, mientras que los baleares y los catalanes son los que lideran la vivienda en alquiler en España, aunque no supera en ningún caso el 30 % del total inmobiliario.

Así, el panorama de los hogares españoles y sus viviendas de residencia refleja la dicotomía existente entre las zonas turísticas y con grandes ciudades y las comunidades con más medio rural y población dispersa y envejecida.

En estas últimas es más fácil que el lugar de residencia sea en propiedad, mientras en las primeras la posibilidad de comprar se aleja cada vez más del común de los hogares, aunque siga siendo mayoritaria frente al alquiler.

Casi un 62 % de las hogares en Galicia están establecidos en vivienda propia, sin ningún pago pendiente, mientras que en Castilla y León, el porcentaje supera el 58 %. En ambos casos muy por encima de la media nacional, en la que solo el 48,75 % de las viviendas son en propiedad.

En el ranking de alquileres

En el ámbito del alquiler, son los baleares y los catalanes los que lideran la clasificación y superan la media nacional, sobre todo en las islas, donde el porcentaje de hogares en residencias de alquiler supera el 29 %, mientras que en Cataluña es un 25,47 %.

Junto con estas dos comunidades, también Madrid (24,18 %) y Canarias (23,69 %) se encuentran en los primeros puestos de hogares que pagan un alquiler.

La media nacional de alquiler se reduce por Extremadura, en la que solo un 10,92 % de los hogares ocupan viviendas en este régimen de tenencia, y Castilla-La Mancha, donde la cifra sube hasta un 12,35 %.

Pero es que la mayoría de los hogares se establecen en viviendas en propiedad a las que no les queda ni un pago pendiente, un total del 48,75 % a nivel estatal, y es precisamente en Baleares y Cataluña donde menos viviendas propias existen.

Baleares está a la cola de comunidades en este ámbito, con un 40,71 % de hogares en viviendas en propiedad total, seguida de Cataluña, con un 41,29 %, y Madrid, con un 42,81 %.

Número de hogares por comunidad

El número de hogares en España es de 18.472.800 como valor medio, un 0,4 % más que en 2016, la mayoría de ellos concentrados en las comunidades de Andalucía, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, y Galicia, por este orden.

Concretamente, los hogares andaluces son 3,2 millones, seguidos de los catalanes, 2,9 millones; madrileños, 2,5; valencianos 1,9, y gallegos, algo más de un millón.

La mayoría de estos hogares se encuentran en viviendas en propiedad total, o en propiedad con pagos pendientes, y solo una minoría se decantan por el alquiler.