El acusado le colocó el arma en el cuello y le sustrajo un móvil valorado en 313,53 euros

Tres años de cárcel y una indemnización de 313,53 euros es la sentencia impuesta ayer por el magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 a I.B. por un delito de robo con violencia e intimidación que fue reconocido por el acusado.

Los hechos ocurrieron el 5 de agosto de 2015 en la calle Marqués de Santa Cruz donde I.B., acompañado de otra persona, comenzó a seguir a E.M. quien se dirigía a su domicilio.

Cuando se detuvo en el portal de la vivienda y mientras sacaba la llave para entrar en su domicilio, el acusado se acercó por la espalda y, con ánimo de enriquecerse ilícitamente, colocó un cuchillo de 20 centímetros en el cuello de E.M., mientras le pedía el bolso que la víctima entregó, tras lo cual el acusado huyó por la calle Espino, llevándose un teléfono móvil, 60 euros y tres juegos de llaves, que no han sido recuperadas por su propietaria, y que fueron tasados en 313,53 euros, cantidad que ahora deberá pagar en concepto de indemnización a la víctima.

El acusado se conformó con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal y deberá cumplir la sentencia de privación de libertad al ser reincidente.