El piloto fue detenido por la Guardia Civil tras cruzar Tarajal en octubre de 2017

Tres años de prisión. Esa es la pena que deberá cumplir el ceutí B.A., acusado de un delito contra los derechos de los extranjeros, después de que introdujera en Ceuta a través de la frontera del Tarajal a un subsahariano oculto en la defensa de su coche.

El tribunal de la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha dictado esta misma mañana sentencia por conformidad, después de que el Ministerio Fiscal le solicitara inicialmente hasta 7 años de cárcel.

Su vida corrió peligro

La vida del inmigrante corrió peligro, debido a la forma de ocultación elegida para pasarlo a Ceuta, sin tener miramiento alguno a la posibilidad de que pereciera en el intento.

Hoy se conoce el otro lado de estos episodios migratorios, el lado escrito a base de reseñas judiciales con las que se pone el punto y final a las intervenciones de las fuerzas de seguridad. El ya condenado fue interceptado por la Guardia Civil el 9 de octubre de 2017.