La propuesta, aunque podría haber sido impopular, se podría haber considerado en un futuro

Según al informe al que ha tenido acceso el diario nacional El Mundo, la coalición que ha estado al mando de la Generalitat de Cataluña, habría barajado la posibilidad de restaurar el servicio militar si hubieran conseguido proclamar la independencia. Estos correos, que han sido incautados por la Guardia Civil, hablan también de otros proyectos que estaban en la mente de los líderes catalanes, como por ejemplo, instaurar un impuesto al cannabis.

El informe, encargado por Esquerra Republicana de Catalula  (ERC), aconseja reinstaurar el servicio militar obligatorio pese a que “tiene una imagen muy negativa entre los catalanes debido a la asociación mental que se hace con el ejército español”. Sin embargo, el estudio aclara que ” el modelo de estados sin ejército presenta inconvenientes”.

El estudio equipara Cataluña con “Austria, Dinamarca o Suiza” como “países comparables” y el indicador medio en todos ellos es de 250 soldados por cada 100.000 habitantes, por lo que “hay que considerar entre 18.000 y 22.000 en Cataluña”.

Formar un ejército de ese tamaño es costoso y los recursos de la Generalitat escasos, por lo que una salida es la vuelta de la llamada “mili”, lo cual, según el informe, podría ser impopular, pero no hay que descartarlo en un futuro.