Los acusados fueron expulsados a Marruecos y no podrán entrar en diez años

La magistrada del Juzgado de lo Penal número 1 ha dictado sentencia condenatoria contra M.A. y C.D. por un delito de robo con violencia y lesiones por el que deberán pagar una indemnización de 2.500 euros cada uno de ellos a la víctima, a los que se sumará una multa de 900 por las lesiones ocasionadas.

Aunque el Ministerio Fiscal también pidió una condena de dos años de prisión, la pena fue finalmente sustituida por expulsión a Marruecos, de donde son originarios ambos implicados, con la prohibición de entrar en nuestro país en un plazo de diez años.

Los hechos por los que se les juzgó ocurrieron el 21 de marzo del pasado año en la playa de la Almadraba donde los dos acusados abordaron a Y.E.K. al que M.H. agredió y tiró al suelo, momento en que C.D. le arrebató el móvil, valorado en 140 euros y otros 50 en efectivo.

La víctima sufrió heridas que tardaron 40 días en sanar, además de un perjuicio estético

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió heridas en hombro, párpado, brazos, cabeza, mano y rotura de nariz que tardaron 40 días en sanar, además de un perjuicio estético al haberle quedado varias cicatrices. Ambos acusados se conformaron con la pena solicitada por la Fiscalía.

Este fue uno de los cinco juicios programados ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 y de los que únicamente se celebraron dos ya que los restantes tuvieron que ser suspendidos por la no comparecencia de algunos de los testigos citados.

De no estar justificada la ausencia, dichos testigos deberán proceder al abono de una multa de 200 euros, aunque en cualquier caso la suspensión de estas vistas únicamente provoca un retraso en el normal desarrollo de la Justicia.