Aceptaron una pena de 7 meses y medio, reducida a seis, que no cumplirán

Los dos marroquíes que fueron detenidos tras colar a seis subsaharianos en una embarcación de pesca, han sido condenados a siete meses y medio de prisión. Pena que aceptaron por conformidad y que quedó reducida a seis meses, que no cumplirán al carecer de antecedentes. Ambos tienen además prohibida la entrada a Ceuta, de burlar esta pena deberán cumplirla y serán condenados por ese quebrantamiento.

La Guardia Civil llevaba semanas detrás de saber quién les estaba dejando a inmigrantes en la misma zona: el Muelle de la Puntilla. Al menos en tres ocasiones habían encontrado a subsaharianos, todavía empapados, merodeando por esa zona portuaria, sin dar con el pasador pero sospechando de la implicación de una de tantas pateras que se infiltran en el noble arte de la pesca para incurrir en delito.

La madrugada del sábado, la faena de esos falsos pescadores no les salió como esperaban, ya que la Benemérita dio con los dos jóvenes marroquíes en el momento en que dejaban a los seis subsaharianos. No se les puede relacionar con anteriores pases, por mucho que el modus operandi sea el mismo, pero quedaron detenidos por este, recalcándose además en las diligencias que se presentaron en el juzgado el riesgo para la vida de los sin papeles.

Este extremo, no obstante, no ha podido ser demostrado por lo que no se aplicó una pena mayor cerrándose este nuevo caso migratorio con la conformidad sellada y firme.