• Este trabajo rutinario sirve para poner al día deudas de abonados, facilitar su regularización y detectar situaciones fraudulentas

La empresa municipal Aguas de Ceuta, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, iniciará en fechas próximas, en el marco de su trabajo habitual para la puesta al día de deudas pendientes de abonados, un control de impagados, además de una inspección encaminada a detectar situaciones fraudulentas y una revisión de instalaciones, aspectos que también forman parte del trabajo rutinario de Acemsa.

Respecto del control de impagados y la gestión de cortes del suministro si fuera preciso, Acemsa notificará mediante carta certificada a más de 5.000 abonados su situación y, además, como paso previo publicará en el Boletín Oficial de la Ciudad de Ceuta la relación de afectados. Precisamente en el BOCCE irá especificado el plazo del que dispondrá el afectado para regularizar su situación.

En relación a la inspección contra el fraude, la empresa municipal, como hace de manera periódica, revisará las acometidas para comprobar que las conexiones a la red general son las regulares. También observará la información que ofrecen los contadores, mediante un análisis de la facturación, por si de su lectura pudiera inferir alguna incidencia.

En cuanto a la revisión de las instalaciones, se trata de un trabajo que la empresa municipal que gestiona el ciclo integral del agua llevará a cabo para el estado de las que dependen de los propios abonados.