Se seguirá insistiendo sobre la rotación barata una vez cada jornada

A lo largo del 2018, por parte del Gobierno de la Ciudad Autónoma se mantendrán las mismas tres líneas con que finalizó el 2017 en relación con la política de reducción del precio de los billetes de barco.

  1. Un millón de euros para la licitación de un concurso que permita traer a turistas los fines de semana a partir del mes de abril que es cuando se prevé, de alguna manera, que ya exista una ajudicación a un operador turístico.
  2. Insistir ante el Ministerio de Fomento para que, de alguna manera, se continúe aceptando la reforma de las obligaciones de las navieras que están instaladas en el Estrecho con la intención de que haya una rotación barata al día.
  3. Contactos que el consejero de Fomento mantuvo con otros integrantes de los gobiernos autónomos extrapeninsulares en Palma de Mallorca.

Conclusiones

De allí salieron una serie de conclusiones que se basaban en la necesidad de incrementar hasta un 75% las bonificaciones para los residentes en las cuatro zonas fuera de la Península tanto para los desplazamientos en barco como por vía aérea.