{jaimage crop=”MR” /}La “sangría” se da en categorías como mantenimiento, facultativos, pinches y en Enfermería. José Julián Díaz Melguizo, director general del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, Ingesa, aseguró en la presentación del Contrato de Gestión 2013 que, debido al nivel de contrataciones y sustituciones de personal, la cifra de trabajadores supera al de plazas en la plantilla orgánica. Los sindicatos sanitarios CCOO, UGT y SATSE consideran que el máximo representante de la institución “miente” porque la Administración “pierde” profesionales al “no cubrir las vacantes”.
Carecen de cifras al respecto porque el Ingesa “evita proporcionar estos datos”, indicó Ángel Lara, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, quien insistió en la “sangría” de profesionales que experimenta la plantilla por jubilaciones, fallecimientos, declaraciones de invalidez y comisiones de servicios canceladas.
Juan Carlos Fontalba, secretario de Sanidad de UGT, enumeró algunas de las categorías en las que, aseguró, existen vacantes: facultativos, mantenimiento, pinches y enfermeros, entre otras. En este último apartado, Elisabeth Muñoz, secretaria general del Sindicato de Enfermería (SATSE), sostuvo que el área sanitaria ceutí está por debajo de la media.
En cuanto al 1 por ciento del incremento del capítulo de personal para este ejercicio, el secretario general de los comisionistas sospechó que se destinará a pagar los trienios de la plantilla.  
Las reuniones previstas con la Gerencia, a priori, tampoco satisfacen a los sindicatos. CCOO protestó porque tiene un encuentro previsto mañana a las 16.30 horas mientras que SATSE tiene el suyo a las 16.00. “Confío en que no pretenda despachar asuntos tan importantes para los trabajadores en solo media hora”, explicó Lara; “y menos aún que nos tenga esperando toda la tarde para atendernos porque supondría una falta de respeto hacia los trabajadores y entonces será cuando nos marchemos pidiendo su dimisión”, advirtió Lara.  
Por su parte, Fontalba lamentó que su central sindical continúe a la espera de la reunión que solicitó a Manuel Cabeza, gerente, después de que el director territorial, Fernando Pérez-Padilla, le derivara a él para tratar los temas planteados.
Lara apuntó a la Delegación del Gobierno y la Dirección General del Ingesa como instancias que “amparan” las actuaciones de la directiva autonómica. En el lado opuesto, insistió el comisionista, se encuentra la Dirección de Gestión del Ingesa en Melilla que ha resuelto distintas cuestiones “mucho antes, de manera más eficaz y por escrito”.
La mesa delegada para abordar las vacaciones y sustituciones de verano es otro de los puntos pendientes aunque, sostuvieron estas centrales, posiblemente no tengan tiempo de aplicar los acuerdos este verano y se acojan al acuerdo para el conjunto de los empleados públicos.