Dos vistas suspendidas en el Juzgado de lo Penal

Hasta en dos ocasiones se tuvo que suspender una vista por culpa de los fallos técnicos que se sufren, desde hace un tiempo, en el Juzgado de lo Penal.

En esta ocasión, además de las interrupciones ya frecuentes del sistema informático de algunos equipos de la sala, en concreto en el de la juez, hubo problemas a la hora de realizar una videollamada con el único testigo de cargo que aportaba el Ministerio Fiscal.

Cuando ya se había suspendido la vista, finalmente se logró la videoconferencia

Una vez que habían declarado los acusados, cuando el Ministerio Fiscal solicitó la comparecencia mediante videoconferencia de su único testigo, se tuvo que suspender de manera temporal la vista, que posteriormente se reanudó para dictar la suspensión total y fijar una nueva fecha para la comparecencia del testigo.

Cuando los acusados estaban saliendo, finalmente se produjo la llamada desde el juzgado donde se encontraba el testigo y se procedió a reanudar la audiencia y evitar así más retrasos en el proceso.

El caso quedó visto para sentencia en un delito correspondiente a una falsedad de documento público y de inmigración ilegal.

No es la primera vez que estos problemas repercuten en la actividad del juzgado. Son habituales las interrupciones e incluso la reubicación de los jueces dentro de la sala para poder conectarse al sistema.