Un vehículo permanentemente en la zona de preembarque y patrullas móviles para impedir la entrada a los lugares de operaciones portuarias

A pesar de que no cuenta con suficiente medios humanos para poder blindar todo el Puerto de nuestra ciudad, la Autoridad Portuaria ha decidido poner en marcha una ‘operación de choque’ con la intención de no permitir, hasta el límite de sus posibilidades, la entrada de personas ajenas a los espacios restringidos de la zona portuaria, en concreto, donde se realizan las operaciones de tráfico.

No olvidemos que los integrantes de la Policía Portuaria se encuentran en Ceuta con unas situaciones que no se dan en otros lugares de nuestro país, circunstancia por la que se sorprenden muchos compañeros de otros puertos cuando tienen la oportunidad de dialogar con ellos sobre las actividades que desarrollan.

En esa ‘operación de choque’ se ha decidido el incremento de la presencia policial en determinados lugares, de manera principal, a lo largo de toda la avenida Cañonero Dato y en los principales accesos a las zonas restringidas.

Turnos De esta manera, a lo largo de todos los turnos, habrá un vehículo permanente con dos policías portuarios en la entrada del preembarque de vehículos con tal de conseguir el efecto disuasorio de que no haya elementos extraños que intenten aprovecharse de la entrada de los automóviles que se dirigen a embarcar.

Estarán desde minutos antes de la salida del primer barco que se produce a las seis de la mañana y hasta la salida del último, a las once y media de la noche.

Por otro lado, en un operativo de coordinación entre las cámaras y las patrullas móviles realizan también con un mayor número de efectivos que han debido ser retirados de otros cometidos, el reforzamiento de los servicios.

Se busca que las personas que deambulan por el puerto intentando acceder a esos lugares restringidos no lo hagan. Por supuesto, con una actuación absolutamente escrupulosa con los Menores Extranjeros No Acompañados dentro de un apartado de colaboración social y de asistencia, preocupándose los agentes porque estos jóvenes estén en los lugares donde han de ser tutelados, siguiendo absolutamente los procedimientos establecidos.

La Autoridad Portuaria continúa, de todas maneras, desarrollando su programa de blindaje, como por ejemplo, poner dificultades máximas para el acceso a la parte alta de la Estación Marítima, lugar normalmente escogido para intentar entrar como polizones en los barcos de cabotaje entre Ceuta y Algeciras.