Los vecinos se quejan por las molestias que genera y critican que ocurra delante de la Jefatura Superior sin que haya solución

Patio Hachuel es uno de esos rincones de la ciudad en donde los inmigrantes han hallado cobijo a raíz de las batidas en las escolleras por parte de las fuerzas de seguridad y tras al cerco policial a los barracones del Sardinero cuya demolición está en marcha.

Ya son varias las ocasiones en las que la Policía Local se ha personado en este céntrico solar para desalojar a unos inmigrantes que se refugian en uno de los locales que da a la ‘plaza vieja’, según narraron testigos presenciales.

El grupo al que apuntan los vecinos accede al recinto por un agujero abierto en la parte trasera al cual conduce un sendero que, por perceptible, denota que es transitado con frecuencia.

Aunque la entrada está cubierta con un palé y hojas de palmera, a través del agujero en el muro puede verse basura acumulada y algunos elementos para pernoctar como es una almohada. Un camastro roto en el exterior puede ser signo de una de las evacuaciones advertidas por los vecinos.

Quienes han presenciado estas actuaciones desconocen si el grupo está formado por menores, adultos o si siempre son las mismas personas, aunque todos coinciden en que las autoridades demuestran cierta indiferencia a poner fin a esta ocupación reiterada pese a los esfuerzos de los agentes.

Mayor indignación les genera que el solar esté justo enfrente de la Jefatura Superior de la Policía Nacional y que nadie le ponga una solución definitiva.

Las voces críticas con la presencia del grupo se quejan por las molestias que aseguran que ocasiona, en el mejor de los casos, escándalo en mitad de la noche.