Los estatutos se han basado en los estatales con dos grandes incorporaciones: la atención a personas dependientes y la lucha por la igualdad

La Plataforma del Tercer Sector está cada vez más cerca de ser una realidad en Ceuta. Con los estatutos ya elaborados el siguiente paso es su aprobación por las entidades fundadoras (CERMI y EAPN, como plataformas y ONCE, Cruz Roja y Cáritas, como asociaciones de representación estatal) en la próxima reunión que tendrá lugar este mes de enero.

Se creará la junta de gobierno para finalizar todo el proceso con el procedimiento administrativo. “La intención es presentarla ante los medios y la sociedad en el primer trimestre del presente curso”, manifiesta la presidenta de EAPN, María Sánchez Miaja. Destaca Sánchez Miaja que los estatutos se han elaborado en base a los ya existentes a nivel estatal pero con dos grandes novedades: la atención a personas dependientes y la lucha por la igualdad.

Parte con la premisa “esencial” de la lucha por el bienestar y la unidad. De la misma manera la plataforma apuesta por el diálogo y la participación como seña de identidad y aspira a contribuir a la trasformación social, la creación de empleo y, fundamentalmente, la defensa de los derechos de las personas que viven y conviven en la ciudad. Sánchez Miaja indica que ellos como plataforma ya han comprobado el avance que supone pertenecer a una red.

“El fin es tener una sola voz que fluya en la misma dirección. Va a suponer un gran paso”

“La unión afianza la labor. En Ceuta existen muchas asociaciones de naturaleza común que van por libre, incluso ponen en marcha iniciativas similares sin ni siquiera contactarse, esto supone un desgaste de recursos cuyo impacto es menor que si lo hiciesen juntos, y en ello va a contribuir la plataforma, en el trabajo con grupos conectados”, explica.

Destaca que ese trabajo conjunto es la clave de la plataforma. “Tener una sola voz que fluya en la misma dirección. No sabes el gran paso que supone esto para el sector”, afirma. Además las cinco entidades integrantes coinciden en trabajar por la constitución de un liderazgo compartido y corresponsable, donde la perspectiva de género, la diversidad cultural y la intergeneracionalidad sean más visibles tantos en los órganos de gobierno de la Plataforma como en todas sus actuaciones.

Además, han puesto énfasis en la necesidad de iniciar la Plataforma con visión inclusiva y horizontal, asegurando también la cohesión interna para reforzar su identidad y, convertirla así “en referentes legítimos ante los agentes sociales, fuerzas políticas y Gobierno de la Ciudad”.