Lo ha provocado Apple… ¿con qué objetivo?

IPhone 6, 6 S, el 7… varios usuarios han notado en sus modelos una reducción de la velocidad de proceso de sus móviles. Según la compañía, esta lentitud ha sido provocada por Apple para preservar mejor la vida de las baterías que tienen más tiempo.

Un estudio del portal de tecnología Geekbench determinó que con la actualización iOS 11.2.1, los modelos más antiguos de iPhone se habían vuelto más lentos de lo que eran antes. Además, las puntuaciones de velocidad de los mismos modelos podían variar según la antigüedad de la batería, aseguraban los tests.

Es decir, que el descenso de la velocidad en los modelos afectados depende de los años que tenga su batería y si se ha cambiado recientemente afectará menos.

¿Por qué ha ocurrido esto?

Según Apple, responsable de lo ocurrido, todo se debe a las limitaciones de las baterías de la mayoría de los móviles, que sufren un desgaste considerable con el paso del tiempo.

Para prevenirlo, según la compañía, habrían aplicado estos cambios en la nueva actualización con el objetivo de forzarlas menos para alargar en lo posible su vida útil.

“El año pasado lanzamos una función para iPhone 6, iPhone 6s y iPhone SE para suavizar los picos instantáneos solo cuando es necesario para evitar que el dispositivo se apague inesperadamente durante estas condiciones. Ahora ampliamos esa función al iPhone 7 con iOS 11.2 y planeamos agregar soporte para otros productos en el futuro. Nuestro objetivo es ofrecer la mejor experiencia para los clientes, que incluye el rendimiento general y la prolongación de la vida útil de sus dispositivos”.

¿Objetivos comerciales?

Según varias denuncias, la compañía no tenía el consentimiento de los usuarios para ralentizar los móviles. ¿Pretende Apple que con esa menor velocidad el usuario esté forzado a comprarse el último modelo?

La asociación francesa ‘Alto a la obsolescencia programada’ (HOP) ha tramitado una denuncia contra la compañía. De acuerdo a la asociación esta medida supone un delito que podría deribar en una condena de cárcel a los responsables de Apple.

Asimismo, la asociación reiteró que Francia es el único país donde la obsolencia programada es un delito, por lo que a diferencia de Estados Unidos, la denunciará será estudiada por la vía penal.