El proyecto permitirá aumentar la capacidad en las descargas y cargas

La segunda fase de la ampliación del Muelle de Poniente ya esta finalizada y tan solo falta concluir la última acción que se cerrará en los próximos meses: la incorporación de Dúcar. Ya que las actuaciones que se han desarrollado se complementan con las que está realizando la empresa entre el dique de Levante y el de Poniente, que estarán unidos entre sí y este último dispondrá de más tomas para atender a un mayor número de barcos en los servicios de búnkering.

Con ello se facilitará en el Muelle de Poniente las tomas que ya existen en el dique de Levante para facilitar el repostaje de estos buques. Esta segunda fase se inició en enero de 2017 con la instalación de dos cajones que han incrementado el calado de la zona, pasando de los 10 metros a los 13,5.

El objetivo que se ha buscado con esta ampliación ha sido el facilitar la escala de buques mercantes de mayor calado, más grandes y con mayor capacidad. El proyecto permitirá aumentar la capacidad en las descargas y cargas de los graneles líquidos, es decir, de combustible para los buques que hacen escala en la ciudad.

Además, permitirá la entrada de barcos de mayor eslora y calado, así como ahorrar costes, ya que se podrán hacer las operaciones de carga y descarga de una sola vez. El puerto de Ceuta se abre así a un mayor segmento en el mercado mercante para barcos más grandes con mayor capacidad.