• Carga contra los que critican que no hay contactos con Marruecos

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, ha dado protagonismo al problema de la frontera en el discurso ofrecido con motivo de los actos de la Constitución, celebrados en el Salón del Trono, siendo una manera de trasladar a Ceuta el mensaje oficial. “Honestamente pienso que la discusión sobre nuestro encaje constitucional pasa a un segundo plano ante la existencia de problemas más acuciantes”, ha dicho.

“Con respecto a la situación económica y de la frontera, para afrontar de manera seria, deberían abandonarse las posturas demagógicas y victimistas, cuyo único objetivo es tratar de sacar rédito, bien político, bien económico, a corto plazo”, ha expuesto. “El cortoplacismo es una enfermedad grave que afecta a nuestro tejido social y que todos debemos combatir”.

Cucurull ha cargado contra aquellos que repiten a diario “la cantinela  de la exigencia de las soluciones inmediatas”, como siempre sin identificar a los objetivos de unas críticas que ha considerado incluir en un acto puramente institucional. Esto “además de reclamar un imposible supone el camino directo a la frustración, aunque sirva al propósito de desgastar a quien en cada momento ejerza las responsabilidades de gobierno”, ha lamentado.

“Se ha rebasado lo tolerable”

El problema, ha dicho, “es bastante más complejo y profundo del que se deriva de un análisis superficial e interesado”, instando a que, analizando la situación de forma imparcial y desapasionada se puede comprobar que el de la frontera “no es un problema de falta de medios sino de dimensión, de un fenómeno que ha desbordado a los dos países, tanto en Ceuta como en Melilla” porque “se ha rebasado lo tolerable”.

El delegado ha dicho que no se puede seguir basando la economía “en poner en riesgo la vida de las personas” incluidas las fuerzas de seguridad, por lo que urge “poner orden” reconduciendo la situación a unos “niveles sostenibles”.

Contactos con Marruecos

Defiende Cucurull que se está trabajando pero, al igual que hizo el presidente Juan Vivas, insiste en que “no es prudente explicitar” instando a la discreción. Eso sí, no ha evitado críticas a los que juegan con los argumentos “de la falta de contactos entre los responsables de uno y otro lado de la frontera”. “Se está haciendo un flaco favor a la solución del problema”, ha dicho.

“La actitud de quienes critican esa presunta falta de contactos entre los responsables a uno y otro lado de la frontera nos lleva a un callejón sin salida, si existiesen y se hiciesen públicos para contestar esa crítica se cortarían de inmediato; si existieran y no se hiciesen públicos parece darse la razón a los que dicen que no existen. Conclusión: por favor, un poco de prudencia, en esto, como en tantas cosas en la vida, no todo vale, o, visto lo visto, no todo debería valer”.

En su intervención, Cucurull también ha hecho alusión a Cataluña, a la Constitución, sin dejar de lado la felicitación a las fuerzas y cuerpos de seguridad a los que iba dedicado este acto.

Si quiere leer el discurso integro del Delegado de Gobierno pinche en el enlaceDiscurso Constitución2017 Delegado