Autor: Ricardo Lacasa

Periódicos

Recién asentado en mi refugio veraniego, acudo al habitual puesto de prensa, repleto siempre de periódicos y revistas. El vendedor, un veterano y amable comerciante hindú asentado en España desde hace muchos años, muestra a pie de calle sus bloques de diarios meticulosamente clasificados. Tentado por la curiosidad y quizá por ese estigma que uno lleva dentro a causa del latrocinio que sufrimos en nuestra ciudad, no puedo menos que preguntarle: -¿Y no teme Vd. que le roben ejemplares, tan a mano que los tiene para cualquier amigo de lo ajeno? -Robar periódicos. ¿Hoy? ¡Qué más quisiera yo, que la gente se interesara por la prensa! Eso sería antes, cuando un diario era algo especialmente atractivo y, como tal, tentador para el ladronzuelo y luego poder venderlos. Me llegó a pasar, sí, pero de eso hace ya muchos años. Actualmente el fiel lector de prensa, por lo general persona preparada, la paga. El otro, el simple curioso, pasa por completo de ella, y el raterillo tiene mejores tentaciones a su alcance que un periódico. Ahora, con los veraneantes, vendo bastante más que el resto del año. Normalmente a los fieles de siempre a la prensa o a aquellos que buscan el ejemplar de su provincia o región en la que residen. Y estos cada vez menos, por cierto, desde que los buscan en internet, excepto los que gustan de...

Leer Más

No quisiera ni pensarlo, pero…

Nos conocimos en sexto curso de Bachillerato en el único Instituto de la época. Lorenzo acababa de llegar a Ceuta con su familia tras el éxodo forzado de su padre de Tetuán con el final del Protectorado, dada su condición de funcionario. Repatriado en principio a Murcia, un año después era trasladado a Ceuta, donde su progenitor, víctima de una repentina y grave enfermedad, fallecía a los pocos meses, dejando viuda y cuatro hijos, dos de ellos de corta edad. Es fácil imaginar el trauma al que debía de enfrentarse Lorenzo, máxime en una ciudad desconocida, como sus propios nuevos compañeros de curso. Ubicado en el pupitre de mi izquierda y percatados de que podría estar atravesando un difícil momento, no dudamos mi amigo Miguel y yo en abrirle los brazos de par en par, surgiendo así una entrañable y fraternal amistad que ha sobrevivido al paso de los años. Ya por aquellos tiempos estudiantiles, Lorenzo me confesaba la sana envidia que le producía observar en cuantos componíamos la pandilla juvenil, lo orgullosos que nos sentíamos de nuestra primitiva identidad portuguesa. Un hecho trascendental, hoy lamentablemente minusvalorado y casi escondido, pese a que significó el inicio de la globalización, permitiendo la incorporación de Ceuta a la civilización y al mundo occidental, sin el que hoy ni estaríamos aquí y ni por asomo seríamos una prolongación de Europa en el...

Leer Más

El toro del Hacho

No, por supuesto. El toro de la imagen no es precisamente el que presidió durante una década una de las laderas del monte Hacho. El que ven es el de Melilla. Icono identificador de España, llegaron a existir unos quinientos por toda la Península y en la actualidad rondan el centenar. No sólo no resultó la iniciativa de erradicarlos sino que los que permanecen se han convertido en algo así como en un patrimonio cultural y artístico de los pueblos españoles, hecho dictaminado por sentencia judicial. Decretada en 1988 la eliminación de cualquier motivo publicitario fuera de los tramos urbanos de las carreteras nacionales, la marca Osborne supo hacer su jugada maestra, eliminando la rotulación publicitaria que acompañaba al toro para mantener así su presencia integradora en el paisaje de nuestras carreteras. Como gran enamorado del toro, que no de la mal llamada, para mí, ‘fiesta, nacional’, disfruto con su contemplación cada vez que tengo ocasión, en Salamanca, de recorrer el campo charro. Que las corridas estén en plena decadencia no quita que se siga considerando al toro como ese auténtico identificador de España que es por su belleza, bravura y fortaleza. Pero, a lo nuestro. ¿Qué fue de aquel toro del Hacho?, se preguntarán los lectores más jóvenes. Hagamos un poco de historia. Su implantación se aprobó en la sesión plenaria del 13 de mayo de 1974, a...

Leer Más

La frontera, un problema inquietante

No creo que exista en Europa otra frontera tan caliente y con tanta problemática, desbarajustes, avalanchas, presión, peculiaridades y sin razones como la del Tarajal. Ni siquiera la de Melilla. Para empezar, aquella cuenta con su aduana comercial, algo tan normal que aquí es la excepción, y con tres pasos fronterizos añadidos al de Beni Enzar. Tras la pausa de los últimos días por el fin del Ramadán, mañana volverá el aluvión de porteadores y vehículos con mercancías. El fenómeno no ha sido algo repentino. El ‘monstruo’ fue creciendo y creciendo sin que nadie lo remediara, hasta alcanzar las...

Leer Más

Grúas

Un puerto sin grúas es como un paisaje de la Mancha sin molinos. Me resulta difícil imaginar una estampa portuaria sin esos mastodontes mecánicos, presidiendo, cual celosos guardianes, superficies en las que mar y tierra parecen fundirse en un sólido y marcado abrazo. Pero, ¿cómo escribes eso?, me podría cualquier lector. ¿Cómo te resulta atípico un puerto sin grúas si el de tu tierra está huérfano de ellas? Pues precisamente por eso, porque cuando me recreo contemplando la Puntilla, juego a situar inútilmente su desaparecida estampa con las diez grúas alineadas a lo largo de su trazado. Como también las tuvo el muelle de España. O las del propio Alfau, aquellas dos monumentales de pórtico con su gran cargadero y su cinta transportadora con las que operaban en aquellas auténticas montañas de carbón que se almacenaban a lo largo de todo el dique para posibilitar la carga y descarga de ese mineral a los buques de vapor de entonces. Imágenes románticas y posiblemente irrepetibles, fenecidas en la densa niebla del túnel del tiempo que me trasladan a épocas de gran prosperidad de nuestro puerto. Antaño un grande entre los grandes y al que, a diferencia de su vecino de la orilla de enfrente, los sucesivos gobiernos fueron dejando relegado, en detrimento de una de las principales fuentes de riqueza de la ciudad. No les voy a aburrir con estadísticas...

Leer Más

Reflexiones de un viajero

Un asunto a resolver en Málaga, me llevó a desplazarme a dicha capital el pasado domingo. Confirmada la puesta en marcha de los vuelos de Hèlity, no resistí la tentación de optar por el helicóptero, coincidiendo con su primer viaje comercial al aeropuerto malacitano. No había problemas de billetes. En el helipuerto, y para mi sorpresa, sólo éramos dos los viajeros. También estaban los informadores gráficos, para captar las instantáneas de este primer vuelo de la nueva compañía con la capital de la Costa del Sol. Sonrisas y amabilidad por el personal de la compañía, el del control de equipajes y los agentes de seguridad. Ambiente familiar propio de un clima de proximidad envuelto en una atmósfera de estreno, de sabor a nuevo, de esperanza de futuro en la línea. Despegamos. De inmediato estamos en pleno Estrecho. Visión que pronto enlazará con el encanto de la Costa del Sol con sus puertos deportivos, playas, embarcaciones recreativas, hoteles, urbanizaciones, carreteras, edificios y campos del golf, configurando ese variopinto puzle de próspero turismo que la preside. Y pensar que pese a tenerla tan cerca no haya sido posible que ese gran magma de riqueza y movimiento que irradia no haya podido salpicar, siquiera simbólicamente, a esta cada vez más deprimida y aislada ciudad nuestra. Cómo es posible, cómo, me pregunto una y otra vez. ¡Pero si ya hemos llegado!, me digo...

Leer Más

De las murallas reales al auditorio

No, no se haga el lector más la mínima ilusión a la vista de la imagen que acompaña a la columna. Es historia. Historia para reflexionar. Un recuerdo de aquellos veranos en los que la ciudad ofrecía algo más que playas, terrazas concurridas hasta el cierre, botellones por doquier o balsámicos paseos a la fresca. Valga esta muestra: ‘I Mes Cultural Ciudad de Ceuta, julio 2002’. ¿Qué fue de tan feliz iniciativa, como de otras anteriores más o menos similares, cuando después del fogonazo de Neptuno, en el arranque de julio, la consejería correspondiente ponía a nuestro alcance unas representaciones artísticas con las que disfrutar en medio del sopor hipotenso del verano? Aquel I Mes Cultural, que hoy recordamos, aglutinó en el marco del conjunto monumental de las Murallas Reales al Festival Flamenco, a la V Gala de las Artes y de la Cultura, además de dos representaciones de zarzuela por la Compañía Lírica de Madrid, dos de ballet a cargo de la Academia de Arte de Rusia y el teatro con la Compañía Calderón de la Barca. Nada más y nada menos. Pienso que, quizá, se trató de recuperar así las escenificaciones que, con anterioridad, se habían hecho de forma aislada en el mismo recinto. En el fondo era una alternativa a los desaparecidos Festivales de España que, promovidos por el extinto Ministerio de Información y Turismo, abarrotaban...

Leer Más

Joaquín Ruiz Peláez

Esta semana nos ha dejado un gran ceutí de adopción y corazón, Joaquín Ruiz Peláez. Tras casi medio siglo dedicado a la enseñanza, este conocido catedrático de Física y Química puso término a su vida profesional hace cuatro años. “No me he jubilado, me han echado”, ironizaba. Desde entonces Joaquín acudía con asiduidad a su instituto ‘Camoens’ para tomar café con los compañeros. Un día hasta agarró la tiza y se lanzó a dar la clase de uno de ellos. Docente vocacional por excelencia, Joaquín se sentía feliz al saberse todavía vinculado a la enseñanza, aunque ya de forma...

Leer Más

Unas primarias trascendentales

Nunca en nuestra democracia unas elecciones primarias despertaron semejante interés mediático y atención ciudadana como las que hoy celebra el PSOE, y no precisamente por el cartel y el bajo perfil de los candidatos sino por cuanto lo que del resultado de las mismas puede significar para la gobernabilidad y estabilidad del país. Pedro Sánchez nunca ha sido santo de mi devoción. Desconfío de él por sus ambiciones, veleidades, lenguaje e ideas populistas. Lo que no es óbice para que desde esta columna localista ponga en valor que haya sido el único de los tres candidatos que ha visitado nuestra ciudad. Cargado de promesas y con su cazadora marrón y vaqueros, el 13 de marzo pisaba por primera vez Ceuta. A pie y ante la sorpresa de los transeúntes, desde el puerto se dirigió hacia el Paseo las Palmeras, al mercado, a la Gran Vía y al Rebellín, participando después en el homenaje a Sánchez Prado. Mas tarde subió al Príncipe donde fue objeto de una calurosa acogida. Triunfó en su encuentro con la militancia, simpatizantes y curiosos que llenaron el salón de actos del Ayuntamiento, a los que entusiasmó con su proverbial oratoria mitinera. No sucedió lo mismo con los otros dos candidatos. El 18 de abril tenía anunciada su presencia Patxi López, pero al tener que acudir, ese  mismo día, al homenaje en honor de la fallecida...

Leer Más

Una fábrica centenaria

En una ciudad subvencionada y desmantelada de su actividad fabril del pasado, suena poco menos que a milagro que podamos asistir en este 2017 al centenario de una de aquellas fábricas que integraron el cordón industrial ceutí. Más o menos modestas o hasta artesanales en algunos casos, resulta patético recordar cómo fue desapareciendo toda aquella fuente de riqueza y actividad sin que nadie fuera capaz de evitarlo. Ya habrá ocasión en otro momento de tratar de ello. Nuestra fábrica de chocolates y derivados del cacao cumple este año un siglo de vida, acontecimiento que no debería pasar inadvertido vista esa carencia de industrias, y los condicionantes que para su desarrollo pesan como una losa en una ciudad aislada del territorio nacional, con sus específicas peculiaridades y normativas adversas. El fundador de esta fábrica fue un audaz vallisoletano, Constantino Eustaquio López de Pablo, que en 1908 recaló en Ceuta para cumplir con sus obligaciones militares. Cuatro años era el tiempo de permanencia en filas, periodo que aprovechó para trabajar sin descanso en un comercio – almacén de alimentación en el que, además de formarse comercialmente, logró reunir unos pequeños ahorros con los que, a su licenciamiento, le permitieron hacerse con un modesto establecimiento en el mercado. Merced a una actividad agotadora, aquel gran emprendedor logró poner en marcha a los pocos años dos importantes negocios: una imprenta, a la que...

Leer Más

Buscador de artículos

Portal del Suscriptor

Acceso usuarios con cuenta

Unos 300 subsaharianos intentaron entrar por el Tarajal
Primera salida del CETI a la Península tras las entradas masivas de agosto
El atasco en el entorno fronterizo perjudica la salud
‘La Encuesta’: ¿Qué opina sobre los intentos de entrada de inmigrantes a Ceuta por la frontera?
35 jóvenes trabajarán para proyectar la imagen real de Ceuta
Hachuel afirma que ya no hay pisos pateras
El porteo se reanuda 24 horas antes de lo anunciado
Los policías locales en prácticas comienzan la academia
‘La Encuesta’: ¿Qué le parece la polémica del uso del Burkini en el Parque Marítimo?