Autor: Ricardo Lacasa

Grúas

Un puerto sin grúas es como un paisaje de la Mancha sin molinos. Me resulta difícil imaginar una estampa portuaria sin esos mastodontes mecánicos, presidiendo, cual celosos guardianes, superficies en las que mar y tierra parecen fundirse en un sólido y marcado abrazo. Pero, ¿cómo escribes eso?, me podría cualquier lector. ¿Cómo te resulta atípico un puerto sin grúas si el de tu tierra está huérfano de ellas? Pues precisamente por eso, porque cuando me recreo contemplando la Puntilla, juego a situar inútilmente su desaparecida estampa con las diez grúas alineadas a lo largo de su trazado. Como también las tuvo el muelle de España. O las del propio Alfau, aquellas dos monumentales de pórtico con su gran cargadero y su cinta transportadora con las que operaban en aquellas auténticas montañas de carbón que se almacenaban a lo largo de todo el dique para posibilitar la carga y descarga de ese mineral a los buques de vapor de entonces. Imágenes románticas y posiblemente irrepetibles, fenecidas en la densa niebla del túnel del tiempo que me trasladan a épocas de gran prosperidad de nuestro puerto. Antaño un grande entre los grandes y al que, a diferencia de su vecino de la orilla de enfrente, los sucesivos gobiernos fueron dejando relegado, en detrimento de una de las principales fuentes de riqueza de la ciudad. No les voy a aburrir con estadísticas...

Leer Más

Reflexiones de un viajero

Un asunto a resolver en Málaga, me llevó a desplazarme a dicha capital el pasado domingo. Confirmada la puesta en marcha de los vuelos de Hèlity, no resistí la tentación de optar por el helicóptero, coincidiendo con su primer viaje comercial al aeropuerto malacitano. No había problemas de billetes. En el helipuerto, y para mi sorpresa, sólo éramos dos los viajeros. También estaban los informadores gráficos, para captar las instantáneas de este primer vuelo de la nueva compañía con la capital de la Costa del Sol. Sonrisas y amabilidad por el personal de la compañía, el del control de equipajes y los agentes de seguridad. Ambiente familiar propio de un clima de proximidad envuelto en una atmósfera de estreno, de sabor a nuevo, de esperanza de futuro en la línea. Despegamos. De inmediato estamos en pleno Estrecho. Visión que pronto enlazará con el encanto de la Costa del Sol con sus puertos deportivos, playas, embarcaciones recreativas, hoteles, urbanizaciones, carreteras, edificios y campos del golf, configurando ese variopinto puzle de próspero turismo que la preside. Y pensar que pese a tenerla tan cerca no haya sido posible que ese gran magma de riqueza y movimiento que irradia no haya podido salpicar, siquiera simbólicamente, a esta cada vez más deprimida y aislada ciudad nuestra. Cómo es posible, cómo, me pregunto una y otra vez. ¡Pero si ya hemos llegado!, me digo...

Leer Más

De las murallas reales al auditorio

No, no se haga el lector más la mínima ilusión a la vista de la imagen que acompaña a la columna. Es historia. Historia para reflexionar. Un recuerdo de aquellos veranos en los que la ciudad ofrecía algo más que playas, terrazas concurridas hasta el cierre, botellones por doquier o balsámicos paseos a la fresca. Valga esta muestra: ‘I Mes Cultural Ciudad de Ceuta, julio 2002’. ¿Qué fue de tan feliz iniciativa, como de otras anteriores más o menos similares, cuando después del fogonazo de Neptuno, en el arranque de julio, la consejería correspondiente ponía a nuestro alcance unas representaciones artísticas con las que disfrutar en medio del sopor hipotenso del verano? Aquel I Mes Cultural, que hoy recordamos, aglutinó en el marco del conjunto monumental de las Murallas Reales al Festival Flamenco, a la V Gala de las Artes y de la Cultura, además de dos representaciones de zarzuela por la Compañía Lírica de Madrid, dos de ballet a cargo de la Academia de Arte de Rusia y el teatro con la Compañía Calderón de la Barca. Nada más y nada menos. Pienso que, quizá, se trató de recuperar así las escenificaciones que, con anterioridad, se habían hecho de forma aislada en el mismo recinto. En el fondo era una alternativa a los desaparecidos Festivales de España que, promovidos por el extinto Ministerio de Información y Turismo, abarrotaban...

Leer Más

Joaquín Ruiz Peláez

Esta semana nos ha dejado un gran ceutí de adopción y corazón, Joaquín Ruiz Peláez. Tras casi medio siglo dedicado a la enseñanza, este conocido catedrático de Física y Química puso término a su vida profesional hace cuatro años. “No me he jubilado, me han echado”, ironizaba. Desde entonces Joaquín acudía con asiduidad a su instituto ‘Camoens’ para tomar café con los compañeros. Un día hasta agarró la tiza y se lanzó a dar la clase de uno de ellos. Docente vocacional por excelencia, Joaquín se sentía feliz al saberse todavía vinculado a la enseñanza, aunque ya de forma...

Leer Más

Unas primarias trascendentales

Nunca en nuestra democracia unas elecciones primarias despertaron semejante interés mediático y atención ciudadana como las que hoy celebra el PSOE, y no precisamente por el cartel y el bajo perfil de los candidatos sino por cuanto lo que del resultado de las mismas puede significar para la gobernabilidad y estabilidad del país. Pedro Sánchez nunca ha sido santo de mi devoción. Desconfío de él por sus ambiciones, veleidades, lenguaje e ideas populistas. Lo que no es óbice para que desde esta columna localista ponga en valor que haya sido el único de los tres candidatos que ha visitado nuestra ciudad. Cargado de promesas y con su cazadora marrón y vaqueros, el 13 de marzo pisaba por primera vez Ceuta. A pie y ante la sorpresa de los transeúntes, desde el puerto se dirigió hacia el Paseo las Palmeras, al mercado, a la Gran Vía y al Rebellín, participando después en el homenaje a Sánchez Prado. Mas tarde subió al Príncipe donde fue objeto de una calurosa acogida. Triunfó en su encuentro con la militancia, simpatizantes y curiosos que llenaron el salón de actos del Ayuntamiento, a los que entusiasmó con su proverbial oratoria mitinera. No sucedió lo mismo con los otros dos candidatos. El 18 de abril tenía anunciada su presencia Patxi López, pero al tener que acudir, ese  mismo día, al homenaje en honor de la fallecida...

Leer Más

Una fábrica centenaria

En una ciudad subvencionada y desmantelada de su actividad fabril del pasado, suena poco menos que a milagro que podamos asistir en este 2017 al centenario de una de aquellas fábricas que integraron el cordón industrial ceutí. Más o menos modestas o hasta artesanales en algunos casos, resulta patético recordar cómo fue desapareciendo toda aquella fuente de riqueza y actividad sin que nadie fuera capaz de evitarlo. Ya habrá ocasión en otro momento de tratar de ello. Nuestra fábrica de chocolates y derivados del cacao cumple este año un siglo de vida, acontecimiento que no debería pasar inadvertido vista esa carencia de industrias, y los condicionantes que para su desarrollo pesan como una losa en una ciudad aislada del territorio nacional, con sus específicas peculiaridades y normativas adversas. El fundador de esta fábrica fue un audaz vallisoletano, Constantino Eustaquio López de Pablo, que en 1908 recaló en Ceuta para cumplir con sus obligaciones militares. Cuatro años era el tiempo de permanencia en filas, periodo que aprovechó para trabajar sin descanso en un comercio – almacén de alimentación en el que, además de formarse comercialmente, logró reunir unos pequeños ahorros con los que, a su licenciamiento, le permitieron hacerse con un modesto establecimiento en el mercado. Merced a una actividad agotadora, aquel gran emprendedor logró poner en marcha a los pocos años dos importantes negocios: una imprenta, a la que...

Leer Más

Cruceros hoy como ayer, la misma cuestión

Ochenta años contemplan esta instantánea de Bartolomé Ros. La arribada a nuestro puerto de uno de aquellos mayestáticos trasatlánticos de orondas siluetas, blancos como el armiño y suntuosos como palacios que recalaban en la Puntilla. Un tráfico que convertía a la ciudad en una escala habitual de las principales rutas internacionales del turismo de cruceros. A lo largo de la primera mitad del pasado siglo, la llegada de un trasatlántico constituía todo un acontecimiento para la población. Los ceutíes se detenían para observar con indisimulada curiosidad a aquellas personas venidas de lejos. Gentes elegantes según la interpretación de la...

Leer Más

Un 1º de mayo

Nada es hoy lo que fue, y el 1º de mayo no es la excepción. Conseguidas por la clase trabajadora, tras valientes y enconadas luchas, tantas conquistas sociales, la festividad ha perdido su carácter reivindicativo, incluso a pesar de los difíciles momentos que aún viven determinados ciudadanos golpeados por el paro y la precariedad en el empleo. La fecha de mañana vuelve a presentarse más testimonial que otra cosa, por más que los sindicatos se esfuercen en movilizar a una ciudadanía cada vez más desencantada con la clase política y con las propias centrales sindicales. Y para mayor inri, el puente de por medio, ese trampolín que, de nuevo, deja a nuestra ciudad triste y casi desértica, como posiblemente le suceda a la propia manifestación local. Cara a esta simpática festividad del calendario con los aromas y el efluvio de la incipiente primavera, me he permitido en mi particular ‘Rebellín’ de hoy – siempre con ‘B’ el topónimo ceutí –, recoger algunas efemérides de determinados hechos que fueron noticia en nuestro pasado, precisamente un 1º de mayo. Lejos en el tiempo, podríamos remontarnos a un lejano 1498 cuando el entonces gobernador, Juan Ruiz de Vasconcelos, donó a los dominicos las aduanas que estaban en la puerta de la Almina, de las que quince días después tomaría posesión Fray Juan de la Moneda, estableciendo en ellas el convento de los...

Leer Más

El muelle de España

Fue en otras épocas uno de los paseos favoritos por excelencia de los ceutíes. Conectado por el Puente del Cristo con aquel otro, ‘el oficial’, que durante muchas décadas fue el de las Palmeras, la prolongación  del itinerario hasta el muelle de España solía ser una tentación para quienes gustábamos adentrarnos en tan acogedor dique que, abierto a poniente y a levante, permite desde su término el disfrute de la incomparable contemplación de la bocana y de los otros muelles, Dato, Alfau y Puntilla con su movimiento de buques y sus paisajes de fondo. Por supuesto que todo ello todavía sigue siendo posible, al menos de momento, pero claro, ni los gustos ni los hábitos ciudadanos de esta época son los del ayer.  Desapareció la pesca con caña en el lugar, tan frecuente antaño; como es historia también la propia costumbre de bajar hasta este muelle para contemplar la llegada o salida de los ferris; la de tributar la última despedida al familiar o al amigo que viajaba en uno de aquellos trasbordadores desde la misma punta del dique con el emotivo ritual del flamear de pañuelos; la de recrearnos con las muchas embarcaciones que allí recalaban; la de la actividad de sus desaparecidas grúas; la misma estampa de tantas parejitas buscando la complicidad de la noche en el lugar para sus incipientes escarceos amorosos o, incluso, el baño...

Leer Más

Semana Santa en Ceuta

Creo que Ceuta puede sentirse orgullosa de su Semana Santa. No es ésta la tribuna apropiada para ahondar en su dilatada historia, aunque siempre será bueno recordar que se vive solemnemente desde hace más de cuatro siglos. Existen testimonios que hablan de la salida de algunas imágenes desde 1700. Si en algo sorprendemos a nuestros visitantes o a los que la descubren a través de un audiovisual, su sorpresa no puede ser mayor cuando advierten lo extraordinario de su riqueza patrimonial, artística y espiritual, máxime en una ciudad de las características de la nuestra. Es un auténtico prodigio, por no decir milagro, la salida de esas catorce hermandades penitenciales plenas de vida y actividad, con la puesta en la calle de sus veinticuatro pasos. Un palmarés que perfectamente puede colocar nuestra Semana Mayor a la altura de las mejores de Andalucía, bajo el señero estilo de la más pura escuela sevillana. ¿Y el futuro? Los datos poblacionales no invitan al optimismo. En enero habían empadronadas en nuestra ciudad 82.159 personas. No dispongo de cifras, pero quiero pensar que, de ellas, la mitad o muy poco más, son las que potencialmente pueden sentirse vinculadas con estas manifestaciones, bien desde el lado artístico, del espiritual o simplemente del de la tradición. La otra mitad, precisamente la que demográficamente más crece, es obvio que por razones de religión o cultura pasen de...

Leer Más

Buscador de artículos

Portal del Suscriptor

Acceso usuarios con cuenta

El Sindicato Médico denuncia la “parálisis permanente” de Ingesa
”La Encuesta’: ¿Qué le parece crear un colegio bilingüe de español y árabe?
La petanca, protagonista en una jornada de convivencia
Las Jornadas contra la trata claman abrir los ojos
Comienza el derribo del inmueble de Teniente Pacheco
Obimasa anima en la playa a reciclar
Los acusados del crimen de ‘Gufito’ niegan los hechos pero dan versiones opuestas
Una respuesta inmediata ante una catástrofe