Seleccionar página

Autor: Ricardo Lacasa

Rebuscadores

La foto, captada en la plaza Padre Arenillas, a plena luz del día, no es una estampa casual. Centro y barriadas son escenarios habituales de hechos similares protagonizados por marroquíes desde illo tempore. La falta de expectativas laborales del país vecino y la desprotección social mueven a recurrir algunos de esos ciudadanos a este degradante modus vivendi, arrastrados por su irreversible pobreza. Viéndoles hurgar en los contenedores, la escena parece trasladarme al Madrid de los ‘traperos’ de comienzos del pasado siglo, tan magníficamente retratados por dos grandes escritores de la época, Blasco Ibáñez y Pío Baroja. “Desde su juventud explotaba una de las mejores calles, todas ellas de señorío que comía bien”, decía en ‘La horda’ el novelista valenciano. Y Baroja nos acercaba al señor Custodio del que destacaba que “sacaba para vivir con cierta holgura; tenía su negocio perfectamente estudiado” en medio de “aquella vida tosca y humilde, sustentada con los detritus del vivir refinado y vicioso; aquella existencia casi salvaje en el suburbio de una capital”. Tal protagonismo llegaron a tener estos ‘traperos’ matritenses, que tampoco escaparon a las crónicas costumbristas de la época, con sus carros tirados por burras o mulos que llenaban con la recogida de desechos de todo tipo, escarbando en las basuras, que luego clasificaban minuciosamente para su ‘comercialización’. Cuentan que llegaron a autorizarse unos 4.000, la mayoría con sus carros también debidamente...

Leer Más

La plaza de Nelson Mandela

Aveces se me asemeja a un búnker en medio de un triste páramo, una de esas reliquias bélicas abandonadas y tétricas. Otras, creo ver en el lugar alguno de esos patios vacíos y melancólicos, en los que gustaba ver morirse las tardes de verano a los sevillanos atribulados. Y siempre el monstruo de fondo. Gélido, antiestético, desafiante como una divinidad de lo absurdo. Mire, yo no sé usted, pero a mí la plaza de Nelson Mandela me hace caer en una unamuniana tristeza. Y pensar que en ese suelo estuvo el coqueto patio central del histórico cuartel del Rebellín… Lo he escrito en alguna que otra ocasión. Lo de la manzana del Rebellín fue uno más de los despropósitos que tradicionalmente se vienen haciendo con nuestro patrimonio histórico. ¿Qué queríamos un teatro? Pues justo enfrente estaba el ‘Cervantes’. Con más capacidad, seguro, que ese auditorio, tan moderno y confortable. Lo que quieran. Pero a costa de muchísimo dinero. Todo un derroche para levantar en una privilegiada zona de nuestro centro urbano un conjunto arquitectónico atípico, extraño y al capricho inamovible del gusto y de las peculiares ideas vanguardistas de Alvaro Siza. Que en Ceuta podría haberse encontrado un arquitecto para este proyecto no me cabe la menor duda. Un ceutí, sí. Un conocedor del paisaje, del estilo y del alma de su tierra. Quizá y como comprometido urbanista con...

Leer Más

La ciudad que quería ser turística

Un año más, el pasado mes, estuvimos en Fitur. ¿Para qué?, me volví a preguntar. ¿Cuántas veces habremos acudido a esa coctelera de lujo del turismo, con los consiguientes gastos, y qué rentabilidad nos ha ido generando? Me alegraría equivocarme, pero de la nueva cita madrileña me temo que poco o nada podemos esperar al menos en las actuales circunstancias que concurren en la ciudad. El turismo en Ceuta es asunto de tarifas navieras asequibles, de imagen, de generosas ayudas de las administraciones, de iniciativas e inversiones privadas, de chispa, de imaginación, de mimar los pequeños detalles, de voluntad de creernos lo que pretendemos ser y, ahora más que nunca, de la frontera… ¡Ay el Tarajal! Resulta que, quizá más que el precio de los barcos, se nos ha convertido en el principal y más importante problema para hacer realidad esa deseada ciudad turística que, lejos de avanzar, parece dar pasos hacia atrás. Y mire Vd. que de lo del turismo de Ceuta se viene hablando ya desde casi un siglo. El 27 de julio último y a propósito de esto, me retrotraía a los primeros movimientos que en torno a este tema se pretendían dar en la ciudad, allá por los años veinte. Me apoyaba en cuanto decía al respecto el desaparecido diario ‘La Opinión’, el precursor de ‘El Faro’, dejando para más adelante esta particular historia de...

Leer Más

Serenos

MDyC proponía en el pleno de esta semana la recuperación de la figura del sereno. Por salir a la palestra que no quede, pero la unanimidad de los votos negativos de gobierno y oposición, rara avis, dieron al traste con la iniciativa. Aún con la que está cayendo en el tema de la inseguridad ciudadana, duda uno también de que los serenos, con ninguna otra función que la de avisar a la policía caso de avistar cualquier hecho delictivo, pudiera ser de utilidad. Es más, como también se dijo en esa sesión, con el precedente de otra iniciativa similar de hace años que se puso en marcha y no resultó. La ciudad es la que es y los tiempos son otros. Hombre, eso sí, como nota romántica o nostálgica a uno le ha resultado grato evocar la figura de antiguos servidores de la noche ceutí, en tiempos cuya presencia en nuestras calles era poco menos que imprescindible. Necesaria y respetada, oiga, en aquella pacífica ciudad tan distinta y tan distante de la actual. Como grupo de vigilancia urbana nocturna, el desaparecido cuerpo de serenos se creó en virtud de un R.D. de 1834, si bien hay antecedentes de algo parecido en 1765. En determinados lugares se mantuvieron hasta 1977, siendo el embrión de las policías municipales en localidades de más de mil habitantes. En el caso de Ceuta y...

Leer Más

Y Ceuta despertó

Qué coincidencia. Hace veinticinco años, unos cinco mil ceutíes y melillenses ‘tomaban’ Madrid, exigiendo un estatuto de autonomía, el que los gobiernos de Felipe González nos venían negando sistemáticamente. Era el culmen de una incansable y vibrante lucha reivindicativa desde que nuestras dos ciudades, lamentablemente excluidas de Andalucía, habían quedado fuera del estado autonómico. Aquella era una Ceuta viva, con fuertes sentimientos de identidad, con conciencia de lo que se estaba jugando en el limbo jurídico en el que la habían dejado. Una ciudad, en suma, que no dudaba lanzarse a la calle las veces que se la convocaba. Y miren por donde, ayer, justo un cuarto de siglo después, esa emotiva e inolvidable imagen luchadora de nuestro pueblo volvía a revivirla en mi mente, mientras presenciaba desde lo alto de un banco la concentración convocada en pro de esa ciudad más segura que tanto preocupa, y con toda la razón, a la ciudadanía. Ceuta no está muerta. A los ceutíes todo no nos da igual. Ni mucho menos. Sería demasiado grave que ante el encadenamiento de hechos delictivos como los que estamos viviendo mirásemos para otro lado. Por eso el pueblo estaba allí, en la plaza de los Reyes, desafiando la lluvia y la climatología adversa. Por pura convicción. Sintiendo la causa sin el tinte o el oportunismo de la menor connotación política. Conscientes de lo que nos...

Leer Más

Radio Dersa Tetuán

Aquella emisora bien pudo inocularme el ‘virus’ de la radio, hasta el extremo de dedicarle al medio, con el paso del tiempo, los mejores veinticinco años de mi vida. Les hablo de la desparecida y recordada ‘Radio Dersa Tetuán’, “la emisora para todos”, como proclamaba en su indicativo. Con su mirífica proximidad al oyente y cuando la televisión era casi un sueño, la estación tetuaní jugó con la ventaja de vivir la época dorada del medio, convertida, como otras de su categoría, en el instrumento fundamental de información y entretenimiento que se propagaba por domicilios, bares, cafés, tiendas y cocinas. Su embrión fue la EA9AH, en los años treinta, una de tantas estaciones de radioaficionados de onda corta, que Franco aprovechó de inmediato para las proclamas de su régimen golpista a poco de estallar la guerra civil. De eventual, pasó a transformarse en estación fija, en 1948, como ‘Radio Tetuán’, ‘La voz de España en África’, ya en onda media, con un emisor de 500 vatios y sus estudios en un edificio de la calle Cardenal Cisneros. Poco tiempo después se hizo con la emisora la empresa ‘Torres Quevedo’, concesionaria de las telecomunicaciones en el Protectorado. Una incorporación determinante que engrandeció la estación con sus tres emisoras en servicio, que posibilitaban la programación simultánea en árabe, español y en bereber rifeño. ‘Radio Dersa’, posiblemente la emisora más popular y...

Leer Más

Cuando Marruecos alcanzó su independencia

Se han cumplido en 2016 sesenta años de la independencia del vecino reino de Marruecos, un acontecimiento que tuvo su inevitable repercusión en la vida de nuestra ciudad. De tal suerte, desaparecía así la dependencia administrativa de la Alta Comisaría de Tetuán en la figura de su titular, el último el general García Valiño, en su condición de gobernador general de Ceuta y Melilla. Una inoportuna dependencia que generó no pocas controversias e interpretaciones erróneas cuando no interesadas en el plano político o en las propias reivindicaciones marroquíes sobre ambas. En las dos ciudades se vivieron de forma directa y con cierto grado de inquietud los acontecimientos, por su inevitable ligazón en tantos aspectos con el vecino Protectorado y por el propio temor de que Marruecos pretendiera anexionárselas en medio del clima de gran exaltación y ambición soberanista que se vivía. El grave error de Francia de haber destronado a Mohamed V en agosto de 1953, contribuyó en poco tiempo a que el nacionalismo marroquí lograra la independencia. Tras su destierro a Madagascar, la violencia se fue cobrando cada día más víctimas y los nacionalistas vieron cómo su causa salía reforzada. El pueblo en masa pedía el regreso del sultán legítimo, lo que sucedió a finales de 1955, precipitando, como decimos, quizá antes de lo previsto, la emancipación del país. El dos de marzo y tras diez días de...

Leer Más

Los Fieles Difuntos

Nos llega noviembre con su desfile gótico de difuntos aunque la conmemoración se nos haya vuelto light. Cada vez pierde más su significado. El ambiente externo, las nuevas formas de concepción de la vida o la caída en picado de la propia cultura de la muerte no parecen ser sus mejores aliados. Ya no doblan las campanas de la Catedral ni las de las iglesias, ermitas y capillas, cuando sus lúgubres repiqueteos parecían fundirse con las misteriosas y tenebrosas últimas horas del crepúsculo del primer día de noviembre dejando envuelto el ambiente en una atmósfera de recogimiento. Idéntico al que se vivía en el interior de los hogares en los que permanecían encendidas, en pertinente vigilia, las tenues luminarias de las lamparillas o las mariposas flotando en el aceite de un tazón o en una mezcla de leche y agua. Por estas fechas tampoco se aparecen ya los fantasmas ni se manifiestan las almas en pena. Quién sabe si también habrán terminado ya embobadas por la caja tonta inmersas en su pasiva contemplación; si andarán a vueltas con el móvil y las redes sociales al uso o peregrinando por el pokemon go. Ahora los ‘actores’ no son las ánimas. Somos nosotros mismos, inmersos en la locura de la fiesta de mañana, la Noche de Brujas, ese jolgorio moderno de raíces y tradición anglosajona importada con furor. Quién se acuerda...

Leer Más

La Estación otra vez

Hace tiempo que, aburrido, dejé de escribir sobre la Estación de Ferrocarril, de la que, como a la propia línea, he dejado muchos testimonios en la hemeroteca de este diario a lo largo de los años. Si vuelvo hoy sobre el tema es por el anuncio –uno más y ojalá sea el definitivo- de la reanudación de las obras de restauración del inmueble tras la firma del acta correspondiente con la empresa Dragados, prevista para el próximo día 3. El asunto de la Estación y el de la vieja locomotora C-1 es un eslabón más de la tradicional desidia de nuestros políticos con patrimonio histórico de la ciudad. En el caso que nos ocupa hemos visto desfilar por el palacio de la plaza de África a corporaciones centristas, socialistas, localistas y populares sin que ninguna de ellas haya sido capaz de dar una solución al asunto. Paradójicamente, mientras veíamos como el edificio de la avenida de Madrid, ocupado por indocumentados y drogadictos, se nos venía materialmente abajo, comprobábamos con indignación y sana envidia como la estación terminal de la línea, la de Tetuán, era remodelada con el máximo esmero, al tiempo que se aprovechaba su emblemático edificio para otros usos. De esto hace ya veinticinco años y su actual estado parece mantenerse en buenas condiciones. Sucede lo mismo con la locomotora, condenada al vandalismo y al cáncer de la...

Leer Más

Teatro para todos

Razones de fuerza mayor me impidieron estar presente en la representación de ‘La cena de los cobardes’, que puso en escena en el Auditorio el Centro Dramático de Ceuta. Como amante del ‘teatro – teatro’, soy un fiel asiduo a todas las citas del grupo, al igual que a las de ‘Media Farsa’, la otra gran agrupación local. Una fidelidad que me viene desde aquellos largos años del instituto ‘Siete Colinas’, cuyo salón de actos vino a paliar, dentro de sus estrechas limitaciones, la lamentable desaparición de todos nuestros históricos coliseos. Por los comentarios de la calle y por los de las redes sociales, deduzco que la representación fue uno de los grandes éxitos de este Centro Dramático. Se trataba de un estreno a nivel nacional ya que era la primera vez que esta obra se representaba en España, traducida, además, por uno de sus intérpretes. No es de extrañar que después de esta corriente de opinión tan favorable muchos nos preguntemos, ¿y por qué no una segunda representación? A buen seguro que las butacas no se verían precisamente vacías.. Una segunda o tercera representación, llegado el caso, digo yo, no sólo de esta obra sino de todas las que pongan en escena las dos agrupaciones ceutíes. Es una lástima que tanto esfuerzo de meses de trabajo, de sacrificios y de los medios y recursos que requiere una puesta...

Leer Más
  • 1
  • 2

Buscador de artículos

Todos las actuaciones del COAC 2017

‘La Encuesta’: ¿Qué le ha parecido el concurso de carnaval, COAC?
Felipe VI ya preside el Salón Noble del Casino Militar
Normalidad en las primeras horas del ‘Tarajal II’
Patricia Sacaluga se prepara para los FP Skills
El Ceuta deja escapar vivo al San Roque de Lepe. AD Ceuta FC 1-1 San Roque de Lepe
La renovación de la mezquita Muley El Mehdi
Homenaje a cuatro grandes del carnaval de Ceuta
El Biutz cierra tras 12 años de porteo de mercancías
Entre clase y clase – ‘Lope de Vega’

2016: Un año de noticias con FaroTV Ceuta