La empresa de seguridad del Clínico Militar, Seguridad Integral Canaria, ha ingresado a los trabajadores una parte del dinero que les debe.

Estos trabajadores sufrían el impago por parte de la empresa de la mensualidad de abril y, dependiendo del caso, la nómina de marzo o restos de ese mismo mes. Ahora, la empresa les ha pagado una parte, pero aún les debe otra.

Mientras, los trabajadores continúan acudiendo a su puesto de trabajo con profesionalidad.