• La víctima regresaba a casa y fue atacado por tres individuos que además de robarle le pegaron

Nuevo atraco violento en la ciudad que tiene como víctima un menor y en el que los implicados hacen uso de un arma como forma de amedrentar. Esta vez ocurrió la pasada madrugada en la zona del Sardinero y tuvo como víctima a un menor de 17 años al que además de robarle el teléfono móvil le golpearon violentamente haciendo uso de la pistola para amedrentarle. Las lesiones sufridas, de las que ha quedado constancia tanto en el Hospital como en la denuncia ya interpuesta en la Jefatura Superior, han sido fisura del tabique nasal, heridas inciso-contusas en el rostro además de un hematoma en la nariz. En el robo violento estuvieron implicados tres personas que actuaron a cara descubierta y que son mayores de edad.

Tal y como han explicado a este medio fuentes próximas al caso, el ataque se produjo cuando el menor regresaba a su domicilio en el Sardinero después de estar con sus amigos. La agresión se produjo en el camino situado frente a la casa de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, en donde fue asaltado por los tres atracadores que portaban una pistola en su poder y actuaban a cara descubierta.

Le intimidaron para que les entregara lo que tenía y le golpearon con la culata del arma además de asestarle un puñetazo en el rostro.

En el suelo, los delincuentes le registraron y arrebataron el teléfono móvil que llevaba para, después, volver a golpearle de nuevo con la culata de la pistola en la cara. Medio inconsciente, el menor quedó tendido en el suelo mientras los atracadores emprendieron la huida por la cuesta que conduce al colegio de las Adoratrices. Como pudo la víctima acudió por sus propios medios hasta casa en donde, ya asistido por su familia, acudió al Hospital para que le examinaran las lesiones y, posteriormente, presentó denuncia en la Jefatura Superior.

De momento no se ha producido ninguna detención sobre estos hechos, en un nuevo episodio violento que se suma a la hilera de atracos que se están produciendo en la ciudad y que tienen todas las mismas características: uso extremado de la violencia, ataque a la víctima entre varias personas, empleo de pistola (la Policía cree que son armas simuladas empleadas con este fin) y agresión física producida incluso después de haber conseguido el botín.

Las víctimas han sido en muchas ocasiones menores que están a punto de cumplir la mayoría de edad o personas adultas que son asaltadas de igual manera con la única intención de arrebatarles lo que porten.