• La Comunidad de Propietarios de los Polígonos del Tarajal denuncia este sistema de ordenación de la UIP de la Policía Nacional porque “está favoreciendo el acceso a las consignas ilegales y enriqueciendo a los plantos”

  • Los plantos ganan 300 euros diarios cobrando 40 euros por pase a los porteadores, aseguran los comerciantes

La presunta reventa de tickets es vox pópuli en las naves del Tarajal desde que el Cuerpo Nacional de Policía, hace casi un año, instalase este método para que los porteadores obtengan turno en las filas que se dirigen al Biutz: quien obtiene una de estas papeletas tiene garantizado el pase del bulto de mercancías por el puente; quien no, tendrá que volver a probar suerte al día siguiente porque su número es limitado. Sin embargo, nadie había asumido el malestar que reina entre los comerciantes por la supuesta mercantilización de estas credenciales. Hasta ahora. La Comunidad de Propietarios de los Polígonos del Tarajal denunció ayer de forma pública que este “mecanismo que ejerce la Unidad de Intervención Policial (UIP de la Policía Nacional) está hundiendo –económicamente– a las naves del Tarajal”.

Los cuatro presidentes protestaron por esta “grave situación” que “ahoga” sus comercios ya que los agentes “están favoreciendo a las consignas ilegales además de estar enriqueciendo a los plantos ya que la UIP les entrega los tickets a estos colaboradores que están haciendo negocio con su venta a los porteadores”. Por este motivo, los portavoces de los polígonos exigieron la “eliminación inmediata” de este sistema así como la expulsión de los plantos, a quienes “usa la UIP para organizar las colas y repartir esos tickets”. El colectivo está dispuesto, en caso de que nadie investigue qué está ocurriendo, a emprender acciones legales para la erradicación tanto de estas papeletas de la discordia como de la figura también conocida como plantón o chipichanga que los empresarios asemejan a una “mafia”.

Estas unidades de la Policía Nacional “imponen” estas tarjetas que, precisaron los propietarios de las naves, no entregan al porteador ni al empresario, “sino a los plantos que las revenden al mejor postor”. Según sus cálculos, el precio de venta de cada ticket ronda de 40 a 50 euros, de modo que solo accede al Biutz “el porteador que les paga por uno de estos pases”. Con un vistazo a las filas de porteadores puede comprobarse cómo estos camalos llegan a los aledaños del Biutz con las manos vacías y, en los almacenes situados en los últimos metros de la Fase II y la calle del Muro, es donde cargan los bultos.

Pero si abonan 40 euros, ¿qué beneficio le reporta un fardo al porteador? El bulto cotiza a unos 80 euros, calcularon los empresarios, de modo que la ganancia para el camalo, restándole el coste del ticket, es en principio 40 euros. Un negocio redondo que hace que los plantos –entre 40 y 50 marroquíes– se embolsen entre 300 y 500 euros diarios, según las mismas fuentes. Nadie sabe a ciencia cierta qué artículos contienen estos bultos, pero todo apunta a que deben ser valiosos a tenor de su precio.

“Esos tickets son solo para bajar a las consignas”, sentenciaron los representantes de los empresarios, quienes perciben que este sistema está “discriminando” a los empresarios legalmente establecidos en los polígonos en tanto en cuanto “los plantos son los que tienen el control sobre los tickets, en vez de ser los empresarios quienes los reciban para dar salida a nuestras mercancías, que declaran su verdadero valor y pagan impuestos por ello”. La Comunidad de Propietarios recordó que, como publicó El Faro el pasado fin de semana en base a un informe del SEPE, la economía local ya no se ve prácticamente ‘animada’ en exclusiva por la llegada del cliente marroquí por ocio y compras, sino que el comercio transfronterizo es uno de los pilares de la economía local e impulsor del PIB local.

El Biutz cerrará desde el lunes 26 y abrirá el 9 de enero

La Delegación del Gobierno informó ayer de que el puente del Biutz cesará su actividad a partir del próximo lunes 26 de diciembre y permanecerá cerrado hasta su reapertura, el lunes 9 de enero. Es decir, que este jueves será el último día de ‘comercio atípico’ a través de los tornos antes del parón por las fiestas navideñas. El Gobierno de la Plaza de los Reyes señaló que España y Marruecos alcanzaron este acuerdo como ya hicieron en años anteriores con el objetivo de potenciar la fluidez en la frontera del Tarajal. Estas fechas son elegidas por un número importante de súbditos del país vecinos para realizar compras y visitar Ciudad.