Salvo excepciones ha sido una Feria tranquila de la que actualmente sólo quedan las estructuras de las casetas. La mayoría de los feriantes ya partieron, y la ciudad se encuentra en plenos trabajos de limpieza, que comenzaron hace una semana y que se extenderán unos días a medida que las casetas van siendo desmontadas, cuya finalización se prevé para mañana como ha apuntado el encargado de la empresa.

Los servicios de limpieza llevados a cabo por los trabajadores del plan de empleo han finalizado hoy, y los trabajadores de TRACE calculan que no se prolongarán más allá del día de mañana cuando el recinto quede totalmente desalojado.