La Guardia Civil ha detenido al piloto de una moto de agua después de haber desembarcado, según estimaciones de los propios agentes, a una pareja de inmigrantes. El detenido no lo puso fácil, venía huyendo de las fuerzas marroquíes y terminó llegando hasta la desaladora en donde lo detuvo la Benemérita.

Los dos inmigrantes que se sospechaba llevaba en este pase fueron arrojados en el trayecto. Según unos vecinos de la barriada de Benzú los habría dejado cerca de la costa, huyendo del lugar hasta ser detenido.

Los agentes de la Guardia Civil han rastreado toda la zona, metiéndose incluso por túneles para dar con los sin papeles, presumiblemente argelinos, mientras que los compañeros trasladaban la moto a la base del puerto deportivo.

Una embarcación marroquí también ha entrado hasta prácticamente Benzú abandonando después el lugar.