Septem Nostra ha manifestado a través de una nota de prensa que apoya la recuperación de los arcos de entrada del túnel de Arcos Quebrados.

“Una de las modalidades emergentes de patrimonio cultural es el industrial. Dentro de esta categoría de patrimonio se encuentra todos aquellos vestigios relacionados con el mundo ferroviario. Durante el Protectorado Español en Marruecos Ceuta estuvo unida a Tetuán a través de una línea de ferrocarril que fue inaugurado el 17 de marzo de 1918 y se mantuvo en funcionamiento hasta el 1 de julio de 1958, dos años después de la independencia de Marruecos. De esta línea ferroviaria aún conservamos en Ceuta la estación principal de nuestra localidad y la de Miramar. Sin embargo, otros elementos patrimoniales relacionados con el ferrocarril Ceuta-Tetuán han sido víctimas de la piqueta. Hemos perdido los puentes de Arcos Quebrados y el de la Colmenas. Y ahora parece que vamos a perder el túnel cercano a Arcos Quebrados”, lamenta esta organización.

Septem Nostra explica que el investigador Manuel Contreras ha propuesto que se recuperen los arcos de piedra que decoran las fachadas de la entrada y salida del mencionado túnel de Arcos Quebrados. “La idea es recuperar este material pétreo y guardarlo para que un futuro pueda ser montado en algún lugar visible y relacionado con esta antigua línea de ferrocarril. A nosotros nos parece una propuesta interesante que merece ser apoyada por la sociedad civil y atendida por las administraciones implicadas en las obras de ampliación de la carretera N352. Si la intención es poder reconstruir estos arcos habría que realizar una pormenorizada documentación fotográfica y planimétrica, así como la enumeración de los bloques de piedras principales de las fachadas”, concluye.

De momento ni Fomento ni Patrimonio han dado respuesta.