• Un ciudadano hace un llamamiento para que se salven las piedras del túnel del ferrocarril

“Es ahora o nunca”. El ceutí Manuel Contreras hace un llamamiento público para que se conserve la fachada principal de la entrada y salida del túnel ubicado en la zona de Arcos Quebrados y que se va a ver afectado de lleno por las demoliciones enmarcadas en el proyecto de ampliación de la N352, que ya están en marcha.

“Estamos a tiempo de que por favor, mañana lunes, Patrimonio o Fomento se ponga en contacto con quien proceda y solicite a la hora del derribo del túnel que se aparten las piedras de la fachada principal de la entrada y salida del mismo para que se puedan recuperar”, explica Contreras en una carta pública dirigida a este periódico, con la esperanza de llegar a tiempo para preservar estas piezas. Pide que se siga el ejemplo de otros derribos “en los que se han respetado pórticos y entradas y después se han ajustado al nuevo edificio como es el caso del edificio de Caja Madrid en Plaza de los Reyes. Estos arcos de piedra con historia del túnel sería una pena que acabaran en un relleno de tierra. Demoler se va a demoler, pero lo que rogaría es que fuesen separadas dichas piedras y puestas a disposición de Patrimonio”, expresa. “Podría ser reconstruido junto la estación y la locomotora para así poder estar orgullosos de que se ha actuado a tiempo y han podido recuperarlo. Los visitantes podrían así tocar y ver las dimensiones del túnel, una gran obra de ingeniería de nuestra línea de ferrocarril Ceuta-Tetuán”, añade.