Desempleo y transporte marítimo. Sin duda son dos asuntos de preocupación en la ciudad, dos asuntos clave sobre los que el Gobierno quiere posicionarse contando con la opinión de los demás partidos en la oposición. Porque para buscar soluciones, al menos en estos campos, urge el consenso, no caben críticas ni enfrentamientos, tampoco medias tintas. El informe elaborado por Joaquín Aranda viene a ofrecer, entre sus conclusiones, una de importancia: que el 50% de los desempleados se corresponde con personas que carecen de estudios primarios. Y esto, además de ser preocupante, no deja de ser un auténtico drama para esta ciudad. Desempleo y falta de educación se dan la mano en una combinación que puede dar pie a otros problemas sociales que deben atajarse por pura cuestión de supervivencia.

Respecto al transporte marítimo también hay que buscar una salida para que al menos las navieras puedan ofrecer una rotación más barata, un trayecto económico que permita que el enlace con la península no constituya un lastre para el ciudadano. Existe una salida legal, una vía para dar con la tecla, con esa solución avalada en un informe oficial para que pueda alcanzarse, por ley, esta medida. Ahora solo queda buscar consenso y unión de impresiones entre todos para que, al menos en la búsqueda de mejoras, todos estén unidos, ya que el futuro de esta ciudad depende, en buena medida, de dar importantes avances en ambos ámbitos. En los próximos días habrá posibilidad de debatir en un intento porque, todos unidos, las cosas salgan bien. Al menos por ese bien de todos.