• El Gobierno de la Ciudad tendrá que suplementar la partida con 1,8 millones para llegar a final de año

El Gobierno de la Ciudad que preside Juan Vivas va a efectuar un estudio sobre los factores que han disparado en lo que va de año el gasto destinado a la producción de agua en la planta desalinizadora, partida presupuestaria a la que el Ejecutivo prevé destinar 1,8 millones de euros adicionales a través del tercer expediente de modificación de créditos del ejercicio.

“Las partidas de producción de agua, transferencia de residuos a la península y alumbrado público han tenido más gasto del previsto en relación con lo que se había presupuestado durante lo que va de año, por lo que es necesario suplementarlas, y ahora queremos comprobar, en el primer caso, hasta qué punto la ausencia de precipitaciones está elevando la factura de la desaladora”, ha explicado la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, en declaraciones a este periódico.

Lo cierto es que, a finales del año pasado, el Gobierno de Ceuta proyectó gastar 5,9 millones de euros en desalación de agua, una media de algo más de 4,9 millones de euros al mes. Al cierre de la primera mitad del ejercicio, sin embargo, el volumen de pagos realizados y pendientes superaba ya ligeramente los 5 millones de euros, el equivalente a un gasto mensual de algo más de 830.000, con lo que para afrontar los últimos seis meses solo quedaban 874.949 de remanente.

Según los informes mensuales que elabora la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), enero fue un mes “seco” en Ceuta, donde cayeron 24,4 litros por metro cuadrado, solo un 27% de la media.

En febrero las lluvias dejaron 56,2 litros por metro cuadrado pero también fue un periodo seco en comparación con la media (62% de las precipitaciones habituales). Marzo mantuvo la línea: “seco”, 21,6 litros, apenas un tercio (31%) de lo común.

Abril sí rompió la tendencia y, con 105,8 litros de precipitaciones por metro cuadrado, fue catalogado de “muy húmero”, pues la lluvia casi fue el doble de la media (177% más). En mayo cayeron 15,8 litros, el 58% de lo que suele llover (un mes “seco) y en junio, nada, un periodo “muy seco” este año. Julio fue “normal” porque, como es costumbre, tampoco se recibió ni una gota de agua del cielo, casi como en agosto, cuando cayeron ‘cuatro’.

La primavera más cálida y las lluvias más concentradas

La primavera 2017 tuvo un carácter extremadamente cálido, con una temperatura media de 15,4 grados, valor que quedó 1,7 por encima de la media. Fue la más cálida desde 1965. También fue en su conjunto “seca”, con una precipitación media sobre España un 23 % por debajo del valor medio del trimestre, aunque se produjeron diversos episodios de precipitaciones intensas. El valor más elevado de máxima diaria registrado en la primavera pasada en un observatorio principal fue de 184 litros por metro cuadrado en Ceuta el día 28 de abril, seguido de Alicante con 112 el 13 de marzo y de 82 el 27 de abril en Huelva.

Más dinero para el alumbrado y el transporte de basuras

Además de la de gastos asociados a la producción de agua, el Gobierno local también prevé suplementar este mes con el tercer expediente de modificación del Presupuesto de este año las de alumbrado público y transferencia de residuos a la península, con 329.000 y 764.000 euros, respectivamente.

El consumo de alumbrado público se presupuestó para todo este ejercicio en tres millones de euros y hasta el final del primer semestre del año se mantuvo dentro de las previsiones, ya que los pagos acumulados se elevaron a 1,56 millones de euros con apenas 3.000 pendientes de abonar al cierre de junio, según el balance de la Intervención.

Al transporte de residuos a la península se previó destinar cinco millones de euros a lo largo de todo el año pero entre enero y junio el gasto se disparó también por encima de los 3, quedando 1,8 de remanente.

La inyección de estas dos partidas y la de 1,8 millones para la producción de agua se financiará con un recorte de 3,2 millones de euros en las transferencias a Obimace, que cuenta en el banco con 5 millones de euros de los que se supone que podrá tirar hasta cerrar el ejercicio. El expediente de modificación del Presupuesto moviliza un total de 7,2 millones de euros de los que algo más de 400.000 irán a pagar sentencias.