• Fueron muchos los ceutíes que pasaron toda la noche haciendo fila en la frontera dirección a Ceuta

  •  Indignado, uno de ellos lamenta las 7 horas de espera por falta de efectivos

Pedro es un nombre que no es real. El protagonista de esta historia no quiere dar la cara porque conoce muy bien la idiosincrasia de esta ciudad y dice que podría traerle problemas. Está indignado y ha decidido reflejar en este medio ese sentimiento que en la noche del domingo invadió a cientos de ciudadanos ceutíes. La cola de vehículos para entrar a la ciudad autónoma en el lado marroquí de la frontera del Tarajal llegaba a la rotonda del Hotel Ibis. Hasta ahí no hay tampoco nada nuevo. La ciudadanía lleva meses soportando esa situación. Eran las 23:30 horas y tres horas después, en vista de que no avanzaba nada, decidió dejar a su mujer al volante y cruzar andando junto a sus dos hijos pequeños de cuatro y once años. Pasaban de las 2 de la madrugada y tan sólo contabilizó durante todo el trayecto de una doble cola interminable, catorce vehículos que por sus matrículas podrían formar parte de la Operación Paso del Estrecho. Tampoco había problemas en cuanto a la entrada de subsaharianos así que poco a poco iba descontando posibilidades al por qué de una espera tan tediosa.

Al llegar ya a la zona del paso marroquí tampoco observó que pasara nada extraño. Estaban abiertos los cinco carriles y había suficiente personal para hacer el ritmo del tráfico asequiblemente fluido. El problema por fin se resolvió unos metros más adelante. “Sólo había un carril abierto, había un único policía nacional y un sólo agente de la guardia civil para registrar los vehículos”. La situación al ir llegando al lugar y darse cuenta provocaba enfado por parte de los conductores y el ambiente estaba crispado con pitidos continuos y mucho malestar entre los conductores. “Cuando les pregunté el motivo de esa situación y la apertura de un único carril, me dijeron que si tenía algo que alegar lo trasladara a la Delegación de Gobierno y la verdad que esta situación es insostenible, que trabajen todos a una y se dejen de política barata, es lo que tengo que alegar, pero no hacen nada ni nos dan soluciones y quiero saber por qué”. Pedro manifiesta las quejas y críticas de cientos de ceutíes que ayer sufrieron esa situación. Todos lamentaron unos hechos que creen, no tienen justificación.

La explicación de la Delegación de Gobierno

Desde Delegación de Gobierno se ha explicado que los retrasos corresponden al incremento de las medidas de seguridad al estar en riesgo de ataque terrorista. “Las retenciones las generan los controles ya que acaba de producirse un atentado y se están extremando las medidas de seguridad”, han explicado fuentes de la Administración Central. A la pregunta de la demanda ciudadana de la apertura de más carriles para agilizar esos controles han explicado que se va actuando sobre la marcha y en el caso concreto de la madrugada del domingo al lunes han evitado pronunciarse sobre por qué no hubo más efectivos.