• La Asociación cuenta con una treintena de socios que acuden a Ceuta en casos puntuales

La Asociación de Huérfanos de Regulares, con sede en Tetuán y que en la actualidad cuenta apenas con una treintena de miembros, ha solicitado que se renueven sus pases fronterizos ya que son continuos los problemas que se encuentran para cruzar el paso del Tarajal a pesar de haber cumplido con el requerimiento de los documentos solicitados pero siguen sin hacerles llegar los pases.

En la actualidad cinco de sus miembros se encuentran con múltiples problemas para poder llegar a Ceuta. Uno de ellos es el presidente de la entidad, Mustafa El Farji, que no ceja en su empeño por solicitar esta autorización de entrada sin tantas trabas para los familiares de los combatientes.

Hace ya tres años que insisten en esta propuesta y a pesar de la intermediación de altos mandos de Regulares con la Policía Nacional de la Frontera que accedió a la petición una vez recibida la documentación de los interesados, aún no se ha procedido a entregarles el pase tras cumplir con la entrega de dichos trámites. “Nosotros no somos ni portadores ni contrabandistas, solamente venimos a Ceuta para acudir a los actos militares a los que se nos invitan como el día de la fiesta de los Regulares y en ocasiones especiales para acudir a alguna consulta del médico “gracias a la colaboración de la Hermandad de Regulares y las personas que nos ayudan en algún caso determinado para la compra de medicinas por ejemplo”, apunta El Farji.

En la actualidad son cinco las personas que tienen los pases caducados y que requieren agilidad para conseguir algo que ya se les autorizó en su día. “No pedimos nada, sólo el mínimo derecho a entrar en Ceuta ya que nuestros padres y abuelos han luchado por España y ahora se nos deniega a cruzar la frontera”, lamentaban hace ya tres años cuando explicaron la situación por la que estaban pasando a El Faro de Ceuta.

Reivindicaciones continuas

Fue en el mes de enero de 2014 cuando comenzaron a solicitar la solución a este problema y tres años después no se ha podido arreglar. La Asociación de Huérfanos de Regulares va a seguir luchando por lo que considera justo.

Hace apenas un mes pusieron sobre la mesa el problema de las indemnizaciones que aún no han recibido muchas viudas de los soldados que van falleciendo poco a poco. A los que sobrevivieron al conflicto, les quedaron años de servicio después que no se vieron recompensados y la entidad pide a Defensa agilidad en los trámites de unos pagos que en el mejor de los casos apenas llega a los cien euros tras dedicar más de 32 años de servicio al Ejército de España.