Antes tan solo existía una manera para comprar entradas para espectáculo y era hacer largas colas en la taquilla para evitar que se agotasen. Ahora, con la llegada de Internet, las cosas han cambiado.

Aunque si bien es cierto que todavía se siguen comprando en taquilla, incluso hasta se pueden comprar por teléfono, no conseguiremos nuestra entrada a tiempo en algunos eventos a no ser que las compremos por Internet.

¿Qué ventajas tiene comprar las entradas por Internet?

Rapidez: Comprar las entradas por Internet no podría ser más rápido; lo único que tendremos que hacer será acceder a la plataforma en cuestión, marcar las que queramos y hacer el pago correspondiente (tendremos varias formas de hacer el pago, pero la opción más habitual suele ser tarjeta de crédito, de débito, o bien por PayPal). Si todo va bien, recibiremos un email confirmando la compra y la entrada será ya nuestra.

¿Única opción? En aquellos conciertos en los que la demanda de entradas es inferior al número de usuarios que quieren disfrutar de él, Internet se nos presenta como la única manera de hacer la reserva. Por mucho que nos quedemos toda la noche esperando a la taquilla, tendrá más ventaja aquella persona que pueda hacer la compra con tan solo un par de clicks a través de Internet. Digamos que es lo mismo que si estuviéramos esperando en la taquilla, pero con la particularidad de que no tendremos que pasar ni frío, ni calor, ni ningún tipo de necesidad. Podemos estar a la espera mientras desayunamos, por ejemplo.

Independencia del lugar en el que te encuentres: Podrás hacerte con la entrada en cualquier lugar y momento, y es que lo único que necesitaremos para ello es contar con una conexión a Internet. Por ejemplo, si estamos de vacaciones y tememos perder la entrada por no poder ir a la taquilla, con tan solo tener el teléfono con Internet podremos entrar a la plataforma en cuestión y hacer la compra, sin complicaciones.

Descuentos importantes: A veces se pueden encontrar descuentos muy interesantes en las entradas si hacemos la compra a través de Internet.

Seguridad: Las webs que venden las entradas cuentan con toda una serie de medidas de seguridad que evitarán que nuestros datos no estén seguros. De esta manera podemos, por ejemplo, pagar con nuestro número de tarjeta sin que esto entrañe ningún riesgo.

 ¿Algún inconveniente?

Si la mala suerte se cruza en nuestro camino y nos quedamos sin Internet en el punto exacto en el que tenemos que comprar la entrada, o si bien no tenemos cobertura en el lugar en el que estemos, no podremos cerrar el trato, lo que puede considerarse un fastidio.

No obstante, cada vez hay más zonas con cobertura móvil, por lo que esto no debería de ser un problema.

Ahora ya conoces porque vale la pena comprar entradas de espectáculos online.