• Dolors Montserrat tiene previsto venir a Ceuta entre finales de este mes y principios de agosto

El Gobierno autonómico tiene apuntado en su agenda los últimos días de julio o los primero de agosto, con lo cual coincidiría con los festejos patronales, para la visita oficial de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, a nuestra ciudad. Aunque la fecha más probable es que el desplazamiento de la titular del departamento ministerial coincida con los primeros días de la feria, lo cierto es que se apurará lo posible para que sea en la última semana de julio y así Montserrat pueda venir a Ceuta, tal y como había prometido. Recordemos que ya se había cerrado una fecha a mediados de junio, pero al final problemas de agenda hicieron que se suspendiera este viaje. Tanto la Ciudad Autónoma como la Delegación del Gobierno y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria esperan como ‘agua de mayo’ este viaje al considerar que la ministra de Sanidad puede realizar anuncios importantes durante su visita, puesto que una de las cuestiones que tenían pendientes era precisamente la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para este año que ya han sido publicados en el BOE. Ahora mismo los temas que más preocupan en la Sanidad de Ceuta es conocer el estado del Plan Estratégico a tres años que se estaba preparando para dotar al mundo sanitario de todas las necesidades que se necesitan. Además, no olvidemos que últimamente también se ha abierto otra vía con el problema de los interinos (aunque solamente el sector médico ha sido el que se ha manifestado públicamente, también hay otros grupos afectados por el tema de la OPE como los DUE o los técnicos). Sin dejar de lado el estudio de medidas que permitan a los médicos no solamente mantener su residencia en Ceuta, sino también sentirse atraídos si reciben una oferta. Lo cierto es que tanto la Ciudad como la Delegación, al igual que los parlamentarios, aseguran que algunas de las medidas que se están estudiando o que se pondrán en marcha en los próximo meses cuentan con el beneplácito de la propia ministra, quien ordenó a sus colaboradores que atendieran todas las necesidades llegadas desde Ceuta.