• Como cada 16 de julio, los fieles esperaban expectantes ante la puerta del Santuario de Nuestra Señora de África la salida de la Virgen del Carmen

A las nueve de la noche los costaleros de la Asociación Hijos Nuestra Señora del Carmen sacaban sobre sus hombros a la Virgen bajo los sones del Himno Nacional y  ‘La salve marinera’

La comitiva estaba integrada por las primeras autoridades civiles, eclesiásticas y la Compañía de Mar, cuyos miembros cogieron a hombros a la Reina de los Mares durante un instante del recorrido para aclamar a su patrona ante el numeroso público que se agolpaba a lo largo del camino.

Una vez en la playa, el vicario general de Ceuta se encargó de bendecir el agua del mar y ofreció una oración en recuerdo de los fallecidos que dejaron su vida en el mar.

Seguidamente, y bajo los sones de una salve marinera, los costaleros se introdujeron en el mar sumergiendo sus cabezas mientras vitoreaban emocionados, una y otra vez, a la patrona de los marineros y pescadores.