La investigación en torno a los sucesos del 6F sigue su curso después de que la Audiencia ordenara continuar con la investigación, devolviendo la causa a su juzgado instructor, el número 6. Pocas novedades se están produciendo al respecto, al menos hasta ayer, cuando se produjo la declaración de una persona que hasta la fecha no había aparecido en la causa y cuya testifical ha sido aportada por el abogado del Estado, que es quien defiende los intereses de la Guardia Civil.

Tal y como ha podido saber El Faro, se trata de una persona que manifestó tener un establecimiento cerca de la frontera y haber sido testigo de lo ocurrido la madrugada  del 6 de febrero, cuando se produjo un intento de entrada de inmigrantes bordeando el espigón del Tarajal que terminó dejando 15 víctimas mortales y varios heridos.

Según la declaración aportada ayer en sede judicial, manifestó que el día de los hechos vio a la Guardia Civil prepararse para actuar ante la alerta suscitada al aproximarse cientos de personas por esta vía, una de las más usadas por aquel entonces por la población subsahariana para llegar a Ceuta ya que en otras ocasiones les había resultado la más adecuada.

Este nuevo testigo insistió en su declaración en que la Guardia Civil actuó de manera correcta y que sus agentes nunca dispararon contra las personas de forma directa sino que lo hicieron estando alejados de las mismas. Una versión que viene a refrendar la mantenida desde el Ministerio de Interior al recalcar que nunca hubo disparos de pelotas de goma o botes dirigidos hacia las personas sino hacia la línea que seguían en su entrada a nado.

En su declaración este ‘testigo sorpresa’ insistió además en que los guardias civiles ayudaron a los inmigrantes a salir del agua, en referencia al grupo que llegó hasta la Almadraba, procediendo después a llevarlos a Marruecos, tal y como se pudo apreciar en los distintos vídeos que se hicieron públicos por parte del Ministerio de Interior.

De igual manera esta persona apuntó que la embarcación de Marruecos pasó varias veces a mucha velocidad por la zona y que la de la Guardia Civil estaba lejos, es decir, a su juicio quien habría obrado de manera irregular sería la embarcación del vecino país y no las patrulleras que se desplazaron hasta la zona pertenecientes al Instituto Armado.

El caso

El intento de entrada más dramático, febrero de 2014

Quince personas fallecen en el intento de entrada a nado por el espigón del Tarajal, hay además bastantes heridos. Se inicia una investigación que culminó con el archivo inicial de la causa, aunque con posterioridad en enero de este año la Audiencia ordenó que se debía agotar todas las diligencias posibles.

Nuevos testigos

Dos aportados ya por ambas partes

Las oenegés han localizado a una persona en Alemania que tiene que venir a declarar todavía y que es uno de los subsaharianos que participó en aquella entrada. Ayer declaró esta persona, aportada por la Abogacía del Estado, que tenía un establecimiento comercial en el entorno de la frontera y pudo ver lo sucedido.

Marruecos

Sin éxito en las comisiones rogatorias

El juzgado de instrucción número 6 ha vuelto a solicitar la colaboración por parte del vecino país vía comisión rogatoria. De momento los resultados son nulos. Ese auxilio judicial solicitado a Marruecos no llega lo que provoca que las autopsias a los cadáveres hallados en el otro lado no sean aún oficiales.