El consejero de Fomento, Néstor García, reconoció ayer que en el informe anual de fiscalización que realiza el Tribunal de Cuentas, ahora ha llegado el de 2014, existen una serie de deficiencias que por parte del equipo de Gobierno se están intentando solucionar, aunque igualmente alegó que también se dice que “ahora se están intentando hacer las cosas mejor”.

Fue el secretario general de los socialistas y portavoz de su grupo en la Asamblea, Manuel Hernández, quien se hizo eco en relación a todas las deficiencias observar y le pidió al Ejecutivo que haga un cronograma de actuación y que lo cumpla. Desde su punto de vista estaban denunciando una situación muy grave, “por ello nos preguntamos que si no queda reflejado el patrimonio de la ciudad, nosotros vamos a votar en contra de todos los informes de auditorías y de gestión en las distintas sociedades y organismos autónomos”.

Volvió a insistir el mismo responsable del departamento de Fomento que todas esas deficiencias detectadas por el Tribunal de Cuentas lo habían transmitido a los técnicos para que los mismos tomaran las medidas oportunas.