• El Ministerio ha aprobado el proceso de selección para el ingreso en centros de formación para incorporarse a las escalas de Tropa y Marinería

El Ministerio de Defensa ha hecho pública la resolución por la que aprueba el proceso de selección de candidatos para el ingreso en centros de formación con el fin de incorporarse a las escalas de Tropa y Marinería. El número total de plazas en el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire es de 2.000. De ellas, 40 tienen como destino durante el compromiso inicial el Grupo de Regulares 54 de Ceuta, el destino de otras 80 son el Tercio Duque de Alba de la Legión y 20 más el Regimiento de Ingenieros 7. En todos estos destinos hay plazas para extranjeros (dos en Regulares, una en la Legión y otra en Ingenieros).

En el caso de la Armada, donde el Ministerio oferta un total de 270 plazas, un centenar son para buques y unidades de la Zona Sur, donde está incluida Ceuta junto a Rota, San Fernando, Cádiz, Málaga y Ayamonte.

En ambos casos, tanto en el Ejército de Tierra como en la Armada, la duración del compromiso es de dos años. Y el nivel mínimo de estudios que se exige para superar las pruebas de selección es el de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o sus equivalentes. Es el mismo requisito de formación para la totalidad de las 2.000 plazas ofertas.

Las plazas en Regulares y la Legión son para la especialidad de Infantería Ligera, mientras que en Regimiento de Ingenieros la especialidad es de Ingeniero. En cambio, en la oferta de la Armada hay mayor variedad. La mayoría de las plazas ofertadas (43) es para Operaciones y Sistemas, seguidas de Energía y Propulsión (24) y Maniobra y Navegación (24). Otras diez plazas son de la especialidad Aprovisionamiento.

El número de plazas de candidatos ofertadas en Melilla es ligeramente superior. Son un total de 150, de las que 90 son para Regulares, 40 para la Legión y 20 para Ingenieros. En ambos casos, el Centro de Formación de Tropa es el número uno, correspondiente a Cáceres.

Alto nivel en pruebas físicas

Las marcas mínimas a obtener en las pruebas físicas de selección son las más elevadas de todo el proceso. En el caso de los hombres, deben ser capaces de realizar un salto de longitud sin carrera de 205 cm. Para ello, deben situarse con los pies de forma simétrica y colocados justo detrás de la línea de batida. Desde esa posición, deben flexionar las rodillas al tiempo que lleva los brazos atrás y ayudándose con los mismos, saltar simultáneamente con ambos pies lo más lejos posible. Los aspirantes deben caer con los dos pies a la vez. Dispondrán de dos intentos y se contabilizará el mejor resultado.

La segunda prueba consistirá en hacer un mínimo de 33 abdominales en un minuto. Un ayudante sujetará, por debajo de los tobillos y por encima de los pies para fijarlos al suelo, al aspirante. Éste, tumbado en el suelo, con las piernas flexionadas 90 grados y las manos con los dedos entrelazados tras el cuello, dispondrá de una única oportunidad para realizar la prueba. El examinador sólo contabilizará los ciclos completos efectuados correctamente.

Las flexo-extensiones de brazos serán el elemento de la tercera prueba. Los aspirantes deben realizar un total de trece de manera correcta. Para ello, debe apoyarse en el suelo con los brazos extendidos formando una línea recta con el tronco y la cadera. En esa posición, tiene que realizar el mayor número de veces posible el ciclo de flexión y extensión de brazos. Además, a la altura de su barbilla se colocará una almohadilla de seis centímetros de grosor que deberá tocar en cada ciclo.

Y finalmente deberá ser capaz de realizar 7,5 periodos de carrera de ida y vuelta. Para ello, se desplazará de una línea hasta otra situada a veinte metros siguiendo la velocidad marcada, que inicialmente será lenta para luego ir aumentando progresivamente cada 60 segundos. Esta última prueba sirve para medir la resistencia cardio-respiratoria. Con el salto de longitud sin carrera se comprueba la potencia del tren inferior. Los ejercicios de abdominales sirven para comprobar la resistencia muscular abdominal. Y las flexiones permiten comprobar la resistencia muscular del tren superior.

En el caso de que quien aspire a una plaza sea mujer, la distancia del santo de longitud sin carrera deberá ser de, al menos, 171 centímetros. Además, deberá realizar 22 abdominales, ocho flexo-extensiones de brazos y completar seis periodos de carrera de ida y vuelta. Estos mínimo son ligeramente inferiores a los que tendrán que superar los varones que aspiren a alguna de las plazas en la Armada. En este caso el nivel de las pruebas físicas es el C, es decir, 187 centímetros de salto de longitud, 27 abdominales, diez flexo-extensiones de brazos y 6,5 periodos de carrera de ida y vuelta. Si la aspirante es mujer, el nivel de exigencia en menor (156 cm., 18 abdominales, 6 flexiones y 5 ciclos de carrera de ida y vuelta). Además, dentro de las medidas de protección de la maternidad, las solicitantes que no puedan realizar las pruebas de aptitud física por embarazo, parto o posparto, pueden realizar el resto del proceso de selección, quedando la plaza que hubieran obtenido condicionada a la superación de las pruebas físicas. No obstante, deben aportar el correspondiente informe médico que certifique su estado.

Un máximo de 79.000 efectivos

La convocatoria aprobada por Defensa servirá para iniciar un proceso de selección que permita cubrir las plaza en el número que resulte necesario sin superar los 79.000 efectivos el 31 de diciembre de 2017. De este modo, mediante esta primera resolución se ofertan 2.000 plazas correspondientes al ciclo de selección número 1. Posteriormente, teniendo en cuenta las necesidades de la defensa y la evolución de los efectivos, “en la publicación de plazas correspondientes al ciclo de selección número 2 se establecerán las especialidades fundamentales y las unidades, centros y organismos del Ministerio de Defensa que sea preciso cubrir y, en su caso, a las que los extranjeros puedan optar”, explica la resolución de la Subsecretaría del Defensa publicada el sábado en el Boletín Oficial del Estado. Estas plazas se expondrán en la web del Ministerio de Defensa www.reclutamiento.defensa.gob.es. El 6 de abril finaliza el periodo de solicitud de citas. El 30 de mayo es la fecha de limitación del número de aspirantes. El 27 de julio se asignarán las plazas y un mes más tarde, el 28 de agosto comenzará la fase de formación militar general en el correspondiente centro de formación de tropa. El 10 de septiembre acabará el periodo de orientación y adaptación a la vida militar. La fecha de antigüedad de incorporación a las Escalas de Tropa y Marinería será el 27 de octubre.

Para entonces ya habrá dado comienzo el segundo ciclo de selección, cuyo inicio del plazo de solicitud de cita previa está fijado para el 4 de septiembre.

Aptitudes y méritos del solicitante

La primera fase del proceso de selección permitirá valorar los méritos generales, académicos y militares que acrediten los candidatos. Y  a continuación se procederá a evaluar sus aptitudes. Este proceso consistirá en una prueba “preferentemente de aplicación informatizada individual” y que permitirá valorar “factores aptitudinales verbal, numérico, espacial, mecánico, perceptivo, memoria y razonamiento abstracto”. De este modo, se asignará a cada aspirante una puntuación única e idéntica para todas las plazas que solicite. Estas notas se ordenarán de mayor a menor para cada vacante ofertada puesto que el número de solicitantes admitidos es limitado.

El personal seleccionado deberá someterse a una prueba de personalidad, un reconocimiento médico y superar las pruebas de aptitud física. Una vez superado todo el proceso, la Comisión Permanente de Selección procederá a la asignación definitiva de las plazas.

Los aspirantes deben tener una altura entre 155 cm y 203 cm (según los casos) para no quedar excluidos, al igual que no sobrepasar un 29 de índice de masa corporal ni que éste sea inferior a 18. En el examen médica también se valorará la tensión arterial, las anomalías que puedan entorpecer las misiones encomendadas, las enfermedades infecciosas, inmunoalérgicas, reumáticas o la existencia de tumores, entre otros aspectos. También se realizará un examen psiquiátrico a los aspirantes y se evaluará el estado de su aparato digestivo, respiratorio, circulatorio, locomotor… En relación a la visión, los candidatos pueden presentar una miopía de hasta un máximo de seis dioptrías en cualquier ojo, una hipermetropía de seis dioptrías y un astigmatismo de cuatro dioptrías.

En cuanto al oído, quedará descalificados los aspirantes con una pérdida unilateral superior al 12% o mayor que el 7% si es bilateral.

Diferentes meritos

La resolución de la Subsecretaría de Defensa también establece el baremo para valorar los méritos de los aspirantes. En el caso de los de carácter general, puntúa más estar en posesión del permiso de conducción de clase C o superior (9 puntos) que haber alcanzado el nivel C1 o superior del idioma inglés (8 puntos). Y el hecho de que el aspirante tenga la condición de deportista de alto nivel se valora tanto como contar con el permiso de conducción de la clase B (3 puntos).

En el caso de los méritos académicos, quienes acrediten que están en posesión del título de doctor recibirán 16 puntos, uno más que los master y tres más que los grado. El título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, imprescindible para cualquier candidato, se valora con 4 puntos.

No obstante, la suma de los méritos académicos y los generales no puede superar los 36 puntos. En el caso de los méritos militares, cuatro es la puntuación máxima. Aquí se valora con dos puntos tanto el haber sido militar profesional de Tropa y Marinería con empleo de cabo o superior como el haber obtenido la Cruz del Mérito Militar, Naval o Aeronáutico con distintivo rojo. Además, cada participación en misiones internacionales suma 0,5 puntos.