• La Comandancia General celebró la festividad de la Pascua Militar

Como cada seis de enero, las Fuerzas Armadas han celebrado la festividad de la Pascua Militar. Un acto que estuvo presidido por el comandante general, Javier Sancho Sifre, quien en el discurso pronunciado en el Salón del Trono de la Comandancia General indicó que la preparación de las tropas que actualmente están en Mali supuso un gran esfuerzo para toda la Comandancia. No dejó de señalar que durante este año el Regimiento de Caballería recibirá los últimos vehículos Pizarro y se habrá completado la constitución dentro de su orgánica del nuevo Grupo de Caballería ‘Cazadores de África’.

Además, destacó que sigue siendo un objetivo la concentración de las unidades en la Base Única, pero que las únicas obras que estaban previstas para el año 2016 no se habían podido realizar.

La última parte de su alocución se centró en destacar la colaboración que realizan con la sociedad civil de nuestra ciudad, donde señaló el montaje de las tiendas con capacidad para 200 personas con motivo de la última entrada de inmigrantes, o los diferentes conciertos y actividades culturales, sin olvidar las pruebas deportivas como ‘Ceuta, cuna de la Legión’ o ‘El Desafío de 300’.

Antes de pronunciar el discurso y felicitar a la guarnición ceutí en nombre de Su Majestad el Rey, se impusieron condecoraciones a personal civil y militar.

Con anterioridad a las doce menos cuarto de la mañana había llegado el comandante general a la Plaza de Africa, siéndole rendidos los honores de ordenanza. A continuación pasó revistas a las unidades que participarían en la parada militar. Formaban la escuadra de gastadores de la Unidad Logística número 23, la Nuba del Grupo de Regulares, Unidad de Música de la Comandancia General y una compañía de honores con una sección del Batallón del Cuartel General, otra del Grupo de Regulares número 54 y una última del Tercio Duque de Alba. Asimismo estuvieron presentes los guiones de las unidades de la Comandancia General. Sancho Sifre se situó en el podio, después de saludar al presidente de la Ciudad, Juan Vivas y al delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull. El desfile fue seguido por numeroso público que se dio cita en la Plaza de Africa.