Se acabó la espera. 366 días después, los bombos más famosos vuelven a girar en el Teatro Real de Madrid. Los niños de San Ildefonso son, de nuevo, los encargados de repartir suerte en el afamado Sorteo Extraordinario de Navidad, mientras miles de personas esperan con ansia que su número coincida con el Gordo de los 4 millones de euros.

Llega el 22 de diciembre y, como cada año, la ilusión vuelve a jugar con la lotería de Navidad, un sorteo mundialmente conocido que se viene realizando en España sin falta los últimos 204 años.

A las 8 de la mañana, por quinta edición consecutiva, el Teatro Real de Madrid abre sus puertas para dejar paso a los cientos de curiosos que quieran vivir de cerca la magia de la fortuna.

Los niños de la Residencia Internado de San Ildefonso afinan sus cuerdas vocales para cantar cada uno de los 1.807 premios y sus respectivos números agraciados, que llevarán la ilusión a distintos pueblos y ciudades, los cuales se convertirán, por un día, en el centro de la actualidad informativa del país.

Por su parte, muchas familias y amigos estarán pendientes de los décimos que tradicionalmente comparten, con el anhelo de que el azar les sonría en esta ocasión y se puedan llevar ese “pellizco” que les sirva “para tapar agujeros”, como se suele decir en estos casos.

Esta vez, el sorteo repartirá hasta 2.310 millones de euros (70 más que en 2015), repartidos en los diferentes premios: el Gordo de 4 millones por billete (diez décimos), el segundo premio de 1’25 millones, el tercer premio de 500.000 euros, dos cuartos premios de 200.000, ocho quintos de 60.000 y las pedreas, de 1.000 euros cada una.

Los loteros de diversas administraciones enfrían el champán, con la esperanza de haber vendido los décimos con el número que, de entre los 100.000 que entran en el bombo, salga agraciado con el primer premio.

El que seguro gana, como siempre, será el Estado; un 30 por ciento de la cantidad total emitida, así como el 20 por ciento de los premios superiores a 2.500 euros, revertirán en la Hacienda Pública.

Con todo ello, los bombos vuelven a girar un año más. ¿Cuál será el número agraciado con el premio gordo de la lotería de Navidad?