La promesa que hizo pública el pasado año el vicepresidente tercero Manuel Chaves de adoptar un plan integral para el Príncipe al estilo de las Tres Mil Viviendas no ha caído en saco roto. Ya en su entrevista de final de año con esta Casa, el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, avanzaba que en 2011 comenzarían las reuniones y encuentros entre las administraciones para preparar una acción concreta sobre la barriada. Así que ayer se dio el primer paso con la visita girada por el propio Fernández Chacón y miembros de su gabinete a Sevilla para reunirse con el comisionado para el Polígono Sur, Jesús Maeztu, en la que se ha produjo un intercambio de impresiones acerca de las actuaciones que se están llevando a cabo entre todas las administraciones públicas desde 2003 para la erradicación de los problemas derivados de la marginalidad social en este barrio sevillano.
Es ese tipo de actuación el que se quiere extrapolar a Ceuta. Tras el encuentro, al que también asistió el jefe del Gabinete Técnico, Sergio Moreno, y el asesor del delegado, José Antonio Carracao, Fernández Chacón y Maeztu recorrieron parte del Polígono Sur para comprobar in situ la intervención integral que se está realizando en el barrio, donde viven unas 50.000 personas, desde hace siete años.
El delegado del Gobierno ha querido conocer personalmente la experiencia de trabajo en Sevilla, que fue expuesta como ejemplo por el vicepresidente Tercero del Gobierno, Manuel Chaves, quien estableció un paralelismo entre las actuaciones en el Polígono Sur y el plan integral propuesto para el Príncipe Alfonso.
El vicepresidente tercero propuso a la Ciudad la creación de una comisión entre las dos administraciones, similar a la del Polígono Sur sevillano, para desarrollar un plan integral de actuaciones en el Príncipe, con el objetivo de extender a los ámbitos de los servicios públicos fundamentales como la Educación, Servicios Sociales, el Empleo o la Seguridad los mecanismos de colaboración que ya mantienen Estado y Ciudad Autónoma en otros ámbitos como el de las infraestructuras.
El contacto de ayer es previo a la reunión que mantendrán en fechas próximas las dos administraciones en Ceuta para la formalización de esta comisión integral sobre el Príncipe que fue anunciada recientemente, y para la que Maeztu se ha ofrecido a colaborar en todo lo que le requieran la Delegación del Gobierno y la Ciudad Autónoma.
Este plan específico previsto para la barriada funciona al margen de los planes propios y programas que están puestos en marcha por ambas administraciones, traducidos en formación de empleo o acción inversora propia. La acción está prevista como un refuerzo a varias bandas para actuar en la barriada, copiando o intentando extrapolar el programa de colaboración que ya existe, por ejemplo, en Sevilla.

Administraciones unidas=beneficio

Es la máxima del delegado: que las administraciones trabajen unidas en proyectos de beneficio para Ceuta. Y es por ello que en el Príncipe se va a aplicar esta idea, que las administraciones se den la mano a la hora de buscar mejoras y ejecutar proyectos en una barriada que los necesita. En declaraciones a ‘El Faro’, el delegado del Gobierno lo dejó claro: este es el camino a seguir. “Es enriquecedor comprobar el beneficio que se produce cuando las administraciones públicas, consensuadamente establecen pautas de colaboración para combatir la carencia de infraestructuras y la marginalidad”. Por esa línea de colaboración irán las acciones propuestas por Delegación y Ciudad. “Con la visita de hoy” -por ayer- “hemos comprobado que el consenso entre administraciones está produciendo buenos resultados. La experiencia del Polígono Sur creo que es muy positiva y hay que tener en cuenta que en estos siete años se ha producido en esta zona una mejora ostensible de los problemas de toda índole que presenta un barrio tan complicado como el del Polígono Sur y donde se dan, aunque sólo en algunos aspectos, similitudes con el Príncipe en urbanismo, fracaso educativo, infraestructuras o recursos sociales”.