Según acaba de confirmar la Guardia Civil y a la espera de que comparezca el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, han sido 15 guardias civiles los que han tenido que ser atendidos en la Clínica Septem por diferentes contusiones, siendo tres de ellos los más afectados.

En el hospital han quedado ingresados tres inmigrantes por contusiones y hay otros que han resultado heridos.

El Instituto Armado resalta que la entrada de esta mañana ha sido de igual dureza que las anteriores.