Autor: Manuel Castillo Sempere

El Cobarde…

Eel Chorillo era para nosotros la libertad más absoluta. Aquella agua transparente y a veces de color esmeralda nos tenía cautivos todo el verano. Todos los niños del patio aprendíamos a nadar desde muy pequeños, excepto los «Mellizos», que no sé por qué razón extraña nunca aprendieron, e incluso de manera significativa, lo tenían a gala. La primera prueba de fuego que había que pasar para empezar a ser considerado un nadador, consistía en nadar a la “Piedra Blanca”; esta roca se hallaba a escasos metros de la orilla, con sólo dar unas escasas brazadas se encontraba al alcance de la mano, pero para nosotros, apenas unos principiantes, sin embargo significaba todo un triunfo. Para los que aspirasen a más y deseasen convertirse en atrevidos delfines, había dos peñas famosas con las que soñar llegar a nado; una era la peña del “Cincuenta”, la otra la de los “Cien”(*). En unos de aquellos días del verano llegó mi turno de iniciación. La situación se había rodeado de tal manera que hacia imposible dar marcha atrás; así que nada más que hice llegar a la playa, todos se me acercaron en espera de mi decisión. ¡Dios mío, no podía fallar¡ Pero en verdad tenía miedo y las piernas empezaban a temblarme.¡Qué trago…! Me introduje en el agua hasta la cintura, miré un momento al Tete y a Juan Antonio para...

Leer Más

La ‘Tata’ – Aquella muchacha de la Puntilla…

La Tata y Amparo, dos niñas, dos hermanas de la familia Paredes. Una tenía el pelo rubio como el trigo y la otra negro como el café. Su familia era amplia, larga, tanto como once hermanos(1). Yo he conocido otras familias como los Gaonas, como los Pompos, como los Bermúdez, también tan amplias y largas como los Paredes…Y he conocido la lucha y los desvelos por sacar adelante a la prole. Y no ha sido una lucha cualquiera, ha sido una lucha sin cuartel, día a día, para alimentar, vestir y cuidar a todos los hijos. Y todas estas familias han salido adelante, y nunca han dado un paso atrás, y ahí están para demostrarlo, no sólo sus hijos, sino sus nietos y los hijos de estos… Tiempos de dificultades Cuando alguien me habla de las dificultades que hay que sobrellevar -ahora- para vivir cada día; yo les respondo: «Qué sabréis vosotros de dificultades; que sabréis vosotros del empeño, el sacrificio y el esfuerzo que hay que realizar para hacer hervir una olla para once, doce, trece o catorce criaturas…». Aquellas mujeres, que con el dinero justo, escaso, dedicaban su tiempo a estos menesteres, y lograban el milagro de sacar a sus hijos adelante, merecen nuestro mayor respeto y por supuesto un lugar en nuestra memoria colectiva. ¿Qué sabremos nosotros de dificultades…? La Tata y Amparo se guardaban; iban...

Leer Más

La Virgen del Carmen y los pescadores

Hemos escrito y contado alguna que otra vez sobre aquella peregrinación de la Virgen del Carmen sobre las aguas del puerto, que antaño los pescadores y las gentes de Ceuta, año tras año, renovaban tras la estela de la traíña que llevaba a la “Reina del Mar”… Aquellos 16 de julios fueron días inolvidables cargados de emoción, donde los niños -pedazos de corazones abiertos a la tradición mariana- se les llenaba el alma columbrando la salida de la Virgen desde el Muelle Comercio, seguido de cientos de barcas que jalonaban sus aguas cercanas haciendo sonar sus sirenas, que repetían incansables los roncos tifones de los buques mercantes de pabellones extranjeros y de “conveniencia” que se hallaban atracado en los muelles de los diques de ponientes -de la Puntilla”- y del muelle de levante de Alfau*. Y, he aquí, que esta ancestral tradición que se lleva a cabo en cualquier pueblecito marinero de Andalucía y de cualquier lugar del país, aquí en nuestra ciudad no puede realizarse porque las Autoridades Marítimas lo han prohibido por falta de seguridad. Y, se da la circunstancia que una larga tradición marinera unida a Ceuta desde que los primeros pescadores quisieron pasear a su Patrona por las aguas de la bahía, ya no lo pueden hacer en virtud de un exceso de celo de Capitanía Marítima, sin que se busque una solución que pudiera...

Leer Más

Saltó el levante

La brisa del levante se adormecía en la bahía y en la playa de la Victoria de Cádiz, o tal vez fue en la Ribera, el Chorrillo, el Tarajal, Calamocarro o Benzú; o, bien las playas desoladas de mar y arenas amarillas de los Lances y Bolonia en Tarifa … No; no puedo recordar ahora en que playa saltó el levante, porque la memoria es frágil en los detalles, en los nombres y, sin embargo, se agiganta para sustraer aquellos acaecimientos que se agostan en la penumbra del olvido, y que han marcado las horas ausentes que se guardan para siempre en el alma de las cosas pretéritas de una azul mañana o de una cárdena tarde del estío… El mar se copiaba como un espejo del celeste del cielo, pero le añadía un tono azul más intenso. Agosto se acostaba en la tarde dejando en el aire su naturaleza más clásica sin apenas dejarnos un instante para defendernos de su dominio: sol, sol ardiente como una mano de fuego que te quemara hasta el aliento. Sol de abandono, de olvido… Sol de destellos, cuando en un descuido cruzas la mirada y los ojos se siegan de tanto luz… Y de pronto, sin que sepamos por qué, la brisa se inflama como una vela y arrecia su fuerza rompiendo la indolencia de la tarde. Todo cambia, y el sosiego...

Leer Más

Nuestro gato Blonde

Nuestro gato ‘Blonde’ es un artículo acerca  de un gato a rayas amarillas y blancas, que pareciera por sus rasgos humanos y su falta de fiereza que rayaba en la docilidad, que tuviera alma… Y, que a su memoria gatuna, hemos tenido a bien relatar  su pequeña historia con el fin de que los niños gocen con cuentos y leyendas de nuestros entrañables gatos….   «A los niños -esos pequeños seres traviesos que nos llenan el alma y la vida-, con el deseo de que gocen con cuentos y leyendas de nuestros entrañables gatos amarillos a rayas blancas, o de cualquier otro color…» Blonde era un gato callejero…Sí; sólo un gato callejero al uso, sin embargo podía aplicarse aquello  que nos dijera Juan Ramón Jiménez (1) en su recordado libro en prosa poética «Platero y yo», a saber: «Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro” Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro, como una piedra…” Así era Blonde (2)… Y, apuntamos, que dormía las noches al raso debajo de los coches. Y, por el día aguantaba estoicamente el frío, la lluvia o el tórrido sol del verano. Siempre gustaba ponerse al...

Leer Más

De la Democracia

Y, pareciera, que algunos han nacido con la palabra democracia en la boca… Sin embargo la democracia fue la forma de gobierno habitual en Atenas, la ciudad de la antigua Grecia donde floreció la razón y la libertad siglos antes del advenimiento de   Cristo, que tomamos en occidente como referencia del tiempo conocido. Si nos vamos al diccionario de la RAE, su redacción nos dice: «Democracia, forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos. País cuya forma de gobierno es una democracia. Doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder directamente o por medio de representantes. Forma de sociedad que práctica la igualdad de derechos individuales, con independencia de etnias, sexos, credos religiosos, etc.». De tal manera, que al hilo de lo que nos dice la RAE,  podemos dilucidar que la soberanía reside en el pueblo, y el poder político es ejercido por los ciudadanos directamente o por medio de sus representantes. En consecuencia y a nuestro modo de ver, no puede haber democracia cuando se les impide a unos ciudadanos la libertad de ejercer su derecho de opinión consagrado en la Constitución de 1978*, que en su artículo 20** nos apunta: la libertad de expresión. En estos días tenemos la «cuestión catalana», como la cuestión principal del país, que se substancia en un referéndum a...

Leer Más

Sueña la alberca

Sueña la  alberca un artículo acerca  de aquel primigenio jardín de “La Alhambra”, luego de “La República Argentina”, que albergaba en su interior una alberca de reminiscencias nazarí, con ranas verdes y doradas, de las cuales nacían surtidores de agua que al sol centelleaban cristalinos y tornasoles… El hilo de agua se eleva queriendo tocar el cielo, luego,  exhausto y traspasado por un rayo de  sol, centellea como un calidoscopio de mil colores, hasta caer oblicuo al otro lado del vaso de agua verdinegra de la alberca. De otra rana de cerámica  verde y de oro, sale otro surtidor de agua que cruza la curva cristalina del  anterior, y va a caer a los pies de la siguiente rana, también como la anterior, pintada en verde y oro. Y van cruzándose los surtidores, unos tras otros, hasta llegar a doce…Y solo se escucha el rumor del agua. Y la paz se hace inmensa. Y no se siente nada, acaso el latir de la vida, cautiva, en los silencios de la mañana… Yo miro extasiado a los surtidores y a sus curvas de cristal, desde  que nacen hasta que se disuelven en los espejos rotos del agua, ¡qué belleza!, ¡qué locura!, ¡qué carnaval de colores para los sentidos!: azules, blancos, rojos, verdes… cielos, nubes,  peces, cristales de agua… Cada objeto tiene un color, y en tu alma, como en un lienzo...

Leer Más

Atardecer en Ceuta

Paisaje. El autor escribe acerca dede aquellos atardeceres rojos que el poniente nos trae desde las aguas azules y profundas del Estrecho, y las cumbres grisáceas y graníticas de la Mujer Muerta… Paisaje eterno  que habita en nuestro interior desde que apenas nacemos Diríase que a cada  fotografía de Ceuta que los compañeros ponen en estos medios novedosos de la imagen, tuviese, irremediablemente, que responder necesariamente con un texto que reflejase la belleza  de la lámina mostrada. Sin embargo, la palabra, aunque busque -enamorado y peregrino- su esencia y su significado aquí y allá, y aún más alejado donde  mi mirada no alcance al horizonte, no podrá nunca  igualarse al concepto claro y nítido que la imagen nos proporciona al instante mismo de columbrarla… Y esta imagen firmada por “J.M.Caral”, nos pone de manifiesto a “las claras”, todo lo que anteriormente he mencionado; pues de un primer vistazo pudiéramos decir: que nuestros ojos se encienden y se iluminan de rojo, como de rojo lumbre de una fogata se ilumina la “reproducción” del atardecer ensangrentado, que la fotografía nos copia de la desnuda naturaleza que la cordillera del Atlas nos muestra indomable, salvaje, feraz… Y, reflexivos, nos preguntamos: ¿Qué tiene esta fotografía que nos hace agitarnos y estremecernos de emoción? ¿Cuál es la causa última que nos hace sentir el alfa  y el omega de un lugar al que nos...

Leer Más

La rebelión de la militancia

Pudiera ser que el devenir  político en este país tuviera un antes y un después de lo acontecido  en las votaciones a “primarias” para elegir al secretario general del PSOE. Nadie suponía, salvo los más apasionados de la esperanza en un cambio,  que los militantes -meros peones de las bases- pudieran tener criterio propio, y votaran a su secretario general en contra de antiguos dirigentes que lo fueron todo en el Partido Socialista, en contra de los barones territoriales y autonómicos, en contra  de los poderes mediáticos como la prensa, bancos y grupos diversos de opinión; y, finalmente, en contra de la Sra. de San Telmo que,  en un aciago día, auspicio su caída a los infiernos, en una patética asonada donde como en una nueva reedición del magnicidio de  Cesar, todos -amigos y enemigos- le cosieron a apuñaladas hasta el punto que tener que abandonar su cargo como diputado del Congreso, para no tener que incumplir la decisión del partido de abstenerse. No sabemos si Pedro llevará al PSOE a una situación de mayor relevancia a la que hoy tiene, con otro partido de izquierdas -Podemos-, que recoge todo el malestar social del abandono de las políticas sociales de los últimos años, y le disputa parte de su espacio natural, y que ha tenido  en las pasadas elecciones parecidos números de votos. Sin embargo, un nuevo camino se...

Leer Más

La vuelta de Pedro y el Socialismo

Ya hemos escrito largo y tendido sobre la larga travesía del PSOE y su deriva y perdida de rumbo desde el “golpe palaciego” de octubre de 2016. Sin embargo, el tiempo y los acontecimientos  de las primarias del 21 de mayo, nos ha dado la razón a todo aquello que anunciamos acerca de la traición de parte del aparato del  Partido Socialista, los barones y los notables políticos que en el pretérito tuvieron la alta responsabilidad de dirigir el PSOE, pongamos: Felipe González Márquez,  José Luis Rodríguez Zapatero, Alfonso Guerra González, Alfredo Pérez  Rubalcaba, José Bono Martínez, José Luis Corcuera Cuesta, Javier Fernández Fernández (Asturias),  Francisco Javier Lambán Montañez (Aragón), Ximo Puig Ferrer (Valencia), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Abel Caballero Álvarez (Vigo), y algunos  más que aún podríamos nombrar,   sobre el que en aquellas fechas era secretario general, Pedro Sánchez, y que ahora deberían  permanecer callados ante la vergüenza de haber apoyado una candidatura por intereses espurios, que van más allá de un simple convencimiento de elección a una de las tres opciones. Por el contrario,  la  clara determinación de este grupo de notables  en apoyar la candidatura  de la presidenta de la Junta de Andalucía -expresada hasta el hartazgo en todos los medios de comunicación del país- tiene una significación  política y programática dirigida a vaciar al PSOE de su ideología socialista, tal como...

Leer Más

Buscador de artículos

Portal del Suscriptor

Acceso usuarios con cuenta



La frontera está que arde
Projecto Zero, una despedida por todo lo alto
Un incendio provoca el desalojo del Hotel Ulises
¿Qué opina sobre la concentración convocada por asociaciones musulmanas contra el terrorismo?
Bomberos interviene en un coche en llamas
Dos subsaharianos abandonados por una moto de agua en el Tarajal
Un vehículo aparcado en el Tarajal II retrasa su apertura
Cruz Roja Juventud premia el esfuerzo de sus voluntarios
Merienda de mayores por la Pascua del Sacrificio
40 niños parten hacia el campamento infantil en Miguel de Luque
Lesmes se viste de ‘urban’ con el ‘Summer Dance Camp’