• Los delegados sindicales de la administración se concentrarán el día 26 para demandar “más empleo y derechos”

Los delegados sindicales de UGT y CCOO en la Administración General del Estado (AGE) se concentrarán el día 26 para exigir “más empleo y recuperar derechos del colectivo de los empleados públicos en la AGE”. La movilización corresponde al acuerdo al que llegaron las federaciones sindicales el pasado mayo ante “el progresivo deterioro” de las condiciones de trabajo de los empleados públicos y que se ha sucedido a lo largo de estos meses por diferentes puntos del territorio nacional.

La primera acción que se realizó fue una concentración de delegados de Madrid ante la sede de la Dirección General de la Función Pública el pasado 1 de junio. La segunda fue una concentración de delegados de Castilla – León el día 22 de junio en Valladolid. La tercera fue una concentración de delegados en Castilla la Mancha el día 11 de julio en Toledo, y la cuarta será la que tenga lugar en la ciudad autónoma.

Los sindicatos exponen que “con un incremento sostenido del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015 y 2016 del 3,4% y 3,3%, respectivamente, y una previsión para 2017 del 3,1%, es indignante que los empleados públicos sean cada vez más pobres”.

Otro de los puntos que exigen es la recuperación del poder adquisitivo perdido con los recortes y congelaciones. “Desde la histórica y drástica reducción de nuestros salarios en mayo de 2010 en un 5% de media, el IPC ha experimentado una variación al alza del 8,2% entre junio de ese año y junio de 2017 (según datos del Instituto Nacional de Estadística). Mientras nuestros salarios han permanecido congelados, excepto en 2016 y 2017 que se han incrementado en un 1% cada año”, exponen. Además UGT declara que “la recuperación del poder de compra de estos empleados debe empezar inexcusablemente este mismo año, ya que la mejora de la situación económica del país lo permite, es de justicia redistributiva y activaría la demanda interna”, y considera que los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año deben contemplar fondos adicionales para negociar el desarrollo de preceptos del Estatuto Básico del Empleado Público que, dice, “llevan parados una década”.

También reclaman más empleo público: quieren que se incorporen de manera inmediata 30.000 trabajadores a la AGE para, aseguran, garantizar la buena atención a los ciudadanos.