• La OCDE ha presentado una radiografía de la situación actual en la que pesa el “estancamiento” y el bajo nivel existente

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha presentado el estudio Panorama de la Educación 2017 que muestra una radiografía del sistema educativo español en comparación con otros países y determina una serie de datos y conclusiones sobre las que Anpe viene exigiendo soluciones desde informes precedentes.

España tiene una de las peores tasas de escolarización en Formación Profesional. Solo el 12% de los alumnos que están matriculados en FP, menos de la mitad de la media (26%) y menos del 1% reciben el modelo dual, que combina enseñanza con trabajo. El déficit de matriculados en FP exige un impulso responsable de las administraciones educativas y requiere un diseño actualizado de la oferta formativa al mundo laboral y un aumento real de las plazas ofertadas a los alumnos.

Los datos del estudio Panorama de la Educación 2017 apuntan que España es uno de los países con más titulados universitarios, pero está también en un puesto destacado entre los países que tienen jóvenes con menos formación y menos alumnos con titulación en Bachillerato y Formación Profesional, como demuestran sus altas tasas de abandono educativo y fracaso escolar y también está entre los países con mayor porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan, (23%). Anpe coincide con la OCDE y exige que la Educación sea una verdadera prioridad política y social que permita abordar con profundidad las reformas que necesita nuestro sistema educativo precedido de un Pacto Educativo que de estabilidad y cohesión al sistema educativo y apueste por combatir este problema dando impulso a la Formación Profesional para conseguir una formación cualificada y así mejorar las tasas de empleabilidad.

El informe demuestra que el gasto público total a la enseñanza, en 2014 (últimos datos analizados) era del 8,2%, lo que supone 1,2 puntos menos que en 2008. El gasto educativo en España es de un 4,1% del PIB, según datos publicados por Eurostat este mes de septiembre, situando a España en el quinto país de la UE que menos gastó en educación en 2015. En este sentido, Anpe exige el compromiso de recuperar la inversión educativa del PIB de un 5,2% destinado antes de la crisis para alcanzar al menos 6% en los próximos años.

El último informe de la OCDE muestra el estancamiento del sistema educativo en España, una situación que Anpe viene denunciando desde hace tiempo, por lo que exige un pacto educativo que siente las bases de una profunda reforma.